headsup-poolpmx-1024x1024

“Chicas californianas & chill”, así es como describiría al tercer álbum de este cuarteto. Han dejado un poco la esencia de post rock que permeaba en sus grabaciones anteriores para adentrarse en el dream pop, sin embargo, es difícil dejar sus orígenes como banda.

Whiteout mantiene el ritmo de sus icónicas creaciones como Disco//very (2013), lo que parece ser un ambiente conocido por la agrupación, la serenidad vocal sigue siendo su sello, acentuada por un bajo celestial que lleva el cuerpo de la canción ( y del resto del disco). Entre pausas, By Your Side crea un ritmo que hace bailar de una forma muy experimental, es la introducción de un álbum lleno de beats y coros seductores como este: “Now I know I’m not alone”.

New Song fue la encargada de presentar la nueva etapa de la agrupación, sin mucho que pensar, noche y amor, es la canción creadora de la pista de baile imaginaria. Le sigue un track ensombrecido por la oscuridad de un diálogo, la grieta de una escapatoria amorosa, eso es The Sall. A su término, de nuevo le da paso a la pista imaginaria con So Good, influenciada por la conquista casual, la cual se manifiesta con un “I’ll tell you all mine”, entre sintetizadores encargados de darle final a la canción.

Justo a la mitad del viaje llega Don’t Wanna, canción que mantiene la estética de la antecesora, más serena y con beats más marcados.Siguiendo con las negaciones es como salta Don’t Let Go, a través de una guitarra acústica, se desprende una discusión amorosa entre no ser abandonado y dejar ir. Dre mantiene la calma en este bloque de desprendimiento.

Heads Up reclama el derecho a ser especial por ser la homónima del álbum, una canción que cambia de tempo entre su desconcertante letra “I know why”. Continua la penúltima composición, la segunda más larga de los once tracks, Above Control, la cual exige la salida del amor. Finalmente aparece Today Dear, una atmósfera acústica se apodera de la melodía, para darle conclusión al viaje a la voz de “Why would you want this right now, when you’re the one, the one, the one”.

Realmente hay que agradecer que Warpaint, no haya optado por un estado de confort pero más el hecho de no haber olvidado su esencia inicial. Emily Kokal, Theresa Wayman, Jenny Lee Lindberg y Stella Mozgawa hicieron de su tercer álbum una interrogante sentimental, sumergiéndose en la producción del mismo, acompañadas de Jake Bercovici, bajo el sello londinense Rough Trade Records.