Dont Be Cruel (críticas) Noticias Música

“What Went Down” de Foals, el rock como se debe de hacer

Tras una ausencia de dos años, la banda liderada por Yannis Philippakis regresa con un álbum de esos que enchinan la piel y hacen vibrar el corazón a cada guitarrazo. Los británicos realizan con maestría una mezcla de fiereza y armonía caótica en la que ninguna canción parece estar “de más”.

FOALS-What-Went-Down

Desde el primer sonido hasta la última nota, What Went Down mantiene prácticamente la misma intensidad y la voz de Philippakis, en algunas ocasiones desgarradora y en otras pacífica, se encarga de provocar toda clase de sensaciones. El álbum comienza con la potente canción que le da nombre: What Went Down y una frase que abre el disco de una fuerte manera: “I buried my heart in a hole in the ground” para después explotar con apasionados riffs e intensas combinaciones de batería.

Philippakis canta con una pasión impresionante, como si dejara un trozo de su alma en cada una de las palabras que salen de su boca. El grupo hace sentir que el mundo depende de cada una de las notas que tocan. Esa agresividad da paso a unas cuerdas más tranquilas que inician con Mountain At My Gates. Esta segunda canción tiene mucho carácter y armonía que poco a poco se transforma en una oda al caos. Las guitarras que se hacen presentes en Birch Tree son mucho más calmadas y muy fáciles de disfrutar. Este es el momento en el que el vocalista se permite una mayor tranquilidad que armoniza a la perfección con las sutiles percusiones y las suaves guitarras. Los sonidos se intensifican cuando se acerca el final de cada canción para llenarla de energía.

Foals

Snake Oil se encarga de cambiar el ritmo del álbum y los gritos de “¡oh, yeah!” de Philippakis incitan a agitar la cabeza sin control. La batería se convierte en ocasiones en la protagonista e imprime rudeza y emoción en los momentos necesarios. La manera en que el grupo acomoda los sonidos dentro de cada canción es muy acertada y puede notarse mejor en tracks como Night Swimmers.

Este álbum es una intensa lección de rock que no permite descansos. La agrupación británica se ha encargado de hacerle saber al mundo que ha regresado con fuerza y experiencia. Es uno de los mejores materiales que han aparecido en este año. Lo interesante será ver cómo logran hacerle justicia a este disco en sus presentaciones en vivo.

Fernanda Piña

Melómana, escritora de ficción, no ficción y rock que es un poco de los dos. Pensando en música 24/7 y más.

También puede gustarte...