Arte y Ocio Cine & TV Dont Be Cruel (críticas)

La nostalgia de Hora de Aventura.

hora de aventura poolp

Un día, hace relativamente pocos meses, yo me encontraba sentado en un sillón en el cuarto de mi hermana, jugueteando con mis dos gatos; al poco tiempo anunciaron en la televisión que continuaba “esa caricatura”. En ese tiempo a mí no me interesaba para nada, pero estaba muy cómodo como para levantarme, así que decidí quedarme. Unos segundos más tarde, una gran paleta de colores apareció frente a mí. Un perro y un joven con un gorro bastante extravagante se encontraban riendo y paseando como lunáticos en escenarios escalofriantes, todo esto en una animación bastante pobre para mi opinión en ese momento.

El episodio empezó. Este trataba sobre un anciano sociópata que al ser rechazado por una princesa de chicle, decidió calmar su mente viajando a una isla, esta terminó siendo una chica, una isla humanoide con vida, forjando inmediatamente una amistad con ella. Sin embargo, ella tenía un problema, su novio “el rey de las fiestas” no la dejaba en paz, así que el anciano decidió ayudarla para lograr que terminara su relación sentimental. El dios de las fiestas fue mostrado como una cabeza de lobo gigante y flotante que reaccionó violentamente a la noticia, por lo que el anciano lo tuvo que matar con sus poderes congeladores. Al terminar quedé atónito ante el gran surrealismo de lo que acababa de ver, no entendí absolutamente nada de lo rápido que pasaban las cosas y quedé encantado ante tal misteriosidad.

Hoy en día, me he llegado a obsesionar con esta caricatura. He visto todas las temporadas de la serie por lo menos dos veces en estos pocos meses, he jugado todos los videojuegos y he leído todos los comics que se han escrito, me he unido a foros y a blogs sobre la serie y lo más freaky y apasionado de todo es que he estado haciendo manualidades basándome en datos y personajes de la misma. Cualquiera diría que estoy loco, pero me he dado cuenta que el amor por Hora de Aventura es universal, tanto gusta a los adultos más intelectualoides, como a los niños de kindergarden. La pregunta es ¿por qué un show infantil ha logrado conquistar a un público tan amplio?
Para obtener ese resultado, he de decir que han intervenido bastantes factores que, sin embargo, al haberse combinado han creado una de las series más estupendas de todos los tiempos.
Hora de Aventura llegó a empezar a ser producida hace poco menos de un lustro, cuando el creativo Pendleton Ward, decidió darles a conocer una animación suya que causó furor en internet a Nickelodeon. Sin embargo a la cadena de Bob Esponja no le intereso el proyecto y lo rechazo. Por suerte del animador egresado del CalArts, su idea llegó a Cartoon Network y en sus estudios, los de Cartoon vieron una gran oportunidad en los dibujos simples de Pendleton.
Así pues, fue cuestión de tiempo para que las divertidas aventuras de un niño y su perro (o al revés) en un mundo lleno de seres de chicle, zombies, vampiros, magos y demás personajes que fácilmente se pueden encontrar en un libro de C.S Lewis se convirtiera en un fenómeno mundial.
Este nuevo proyecto de la cadena fue titulado con el nombre de “Hora de Aventura”, que pese a no decir gran cosa sobre su contenido, funciona por lo directo que es. Este título escrito en una tipografía digna de ser usada en algún videojuego de The Elder Scrolls, dan paso sus creadores a otorgarnos 11 minutos por semana de las aventuras más desatadas, imaginativas, surrealistas, impredecibles y divertidas que se tienen en televisión, sin embargo, también se presentan varios minutos de melancolía, nostalgia y profundidad emocional sin precedentes en una serie de su tipo.
Es precisamente por lo anterior que la serie ha tenido el recibimiento que ha logrado, que se ha podido colar en su poco tiempo en pantalla entre los primeros lugares de las mejores series animadas de todos los tiempos, y también es por ello que ya se puede catalogar como un proyecto único en su tipo.
Básicamente podemos catalogar los componentes de la serie en dos categorías: las que le dan un aire divertido y colorido a la serie, y los componentes que la hacen uno de los proyectos que más nostalgia proyectan en el espectador.
Por un lado tenemos las historias divertidas y geniales protagonizadas por Finn y Jake. Ellos son un humano bastante joven y un perro que en un principio se nos presentan como dos personajes que se enfrentan al mal cada que pueden, sin mayor motivación que el hacer a la gente del mundo en donde viven, dulce reino, cada día un poco más feliz, pero siempre siguiendo sus principios.
Las aventuras de Finn y Jake normalmente tienen que ver con darle una lección a algún chico o criatura que esté haciendo el mal, el ir en busca de tesoros, rescatar a héroes, heroínas, príncipes y princesas, etc… Sin embargo, al crecer los personajes y la historia con ellos, se encuentran con problemas cuya moral y filosofía no les deja completar algunas de las acciones antes mencionadas, al igual que, gracias a ello, tendrán que resolver problemas que ellos mismos causaron o arrepentirse de los actos más deplorables y violentos que han tenido que hacer para seguir con su idea de lo que es la bondad.
A este lado de la serie forma parte su estética, la cual bebe mucho de los videojuegos de las antiguas consolas, sobre todo los creados por la compañía nipona Nintendo. Por lo que es una de las series más coloridas, simples y alegres que se pueden encontrar en la historia de la televisión en ese aspecto. Por ello es que no nos debe de sorprender el escuchar un ilimitado número de referencias y de metáforas en la serie creadas desde la temática y estética de los juegos.
También hay que agregar que la música presentada en la introducción, el final y la que se encuentra en el fondo siempre podrá sonar bastante animada, simple y divertida. Sin embargo, a esta parte no pertenecen aquellas escenas en las cuales los personajes cantan sus propias canciones.
Con todo esto, Hora de Aventura funciona como una gran recreación de lo que todo infante quiere ser y el lugar donde quiere vivir. Por lo cual termina conectando tan fuertemente con los más chicos de casa. A lo cual también ayuda que éste sea un producto bastante absurdo, que hace gala de bailes alocados y diálogos sumamente imprevistos. Todo esto mientras los protagonistas de la serie parecen pasearse por la vida con un incomprensible entusiasmo, el cual se encuentra a un paso de la locura total, tal y como los niños pequeños lo hacen al no tener una idea bien definida del mundo en el cual viven.

Así pues se puede decir que el ánimo de la juventud se encuentra en el humor alocado de sus protagonistas, que por cierto nunca llega a ser ni fatigante ni estúpido como en otras series “para niños”. Además, en este ánimo se encuentra también las encantadoras e imaginativas criaturas que viven en el mundo de Finn y Jake, la tierra de Ooo. De una estética igual de simple que la de los protagonistas y hasta más tierna, creando con esta imagen un sentimiento de que los personajes son completamente inocentes.
Cabe destacar que la serie no circula solamente alrededor del perro y el humano, sino que hay episodios completamente dedicados a personajes secundarios, o incluso incidentales, los cuales resultan ser de los más memorables cada vez que se encuentran. Como puede ser la historia del panecillo Godínez, quien en realidad sueña con ser un detective; O el del adorable monstruo de nieve que adopta a un perro de fuego, un episodio que puede hacer retorcer en lágrimas a cualquier amante de los animales en un instante y al siguiente hacerlo morir de risa.
En la totalidad de los episodios se suelen incluir temas que resultan atractivos para los chicos y grandes de la casa, como lo son el miedo al crecer, la amistad, el amor, la valentía y demás que cuanto más te acercas a la serie, ésta más te hará sentir las emociones encontradas a esos temas por parte de los protagonistas.
Por el otro lado, tenemos el porqué la serie ha llegado a conectar tan fuertemente con los adultos como ninguna otra caricatura en, me atrevo a decir, toda la historia. La razón por la que todos adoran Hora de Aventura con su alma es la nostalgia romántica que infringe la serie, nostalgia que se ve amplificada gracias a varios puntos. Por ejemplo, tenemos el mundo de fantasía de la serie, un mundo completamente colorido que nos muestra a personajes sumamente tiernos en su estética, un mundo que se ve complementado con lugares comunes en la vida actual como lo son: los supermercados, las carreteras, o el metro. Además de contar con problemas que también nos remiten a nuestro mundo, como la descompostura de un auto, el querer sorprender a nuestros conocidos en un buen partido de fútbol y hasta la delincuencia y el crimen organizado. Todo esto adornado con una animación ágil y con sus dos protagonistas cuya absurdez nos remonta completamente a nuestra infancia, una infancia a la cual recordamos como un mundo mágico al cual ya no se puede regresar.

Sin embargo, esta nostalgia romántica se ve sumamente incrementada al darnos cuenta que los personajes sienten exactamente lo mismo que nosotros al verlos, el extrañar un punto específico de nuestra vida.
Por ejemplo, en el fondo de Hora de Aventura podemos ver que las vivencias de los personajes no siempre fueron tan alegres, es más, algunos tuvieron que sobrevivir a un mundo post apocalíptico tal como Hollywood nos lo describe, justo después de que una guerra química dejara a Finn como el último ser humano sobre la tierra. Algunos personajes de la serie en realidad se nos muestran recordando y extrañando lo que perdieron durante esa etapa de la historia. Pero obviamente otros tantos no vivieron esto y su nostalgia proviene de otro suceso. Habiendo construido los escritores con la serie en su totalidad, una serie de sucesos en los cuales algún personaje tuvo que tener una vivencia en, para mostrárnoslo normalmente como un personaje que ha superado sus problemas iniciales, pero que sigue recordando con tristeza lo vivido anteriormente.

Todos esos sentimientos encontrados en los traumas o miedos desencadenados de cada uno de las vivencias de los personajes se van revelando poco a poco conforme avanza la serie.
Y es que Hora de Aventura se ha convertido en poco tiempo en una serie tan compleja y con tantos planos y secuencias que analizar, porque cada segundo cuenta. Siendo una serie cuyos capítulos no duran más de 15 minutos, en cada imagen puedes encontrarte con referencias a pasadas experiencias de los personajes, a personajes secundarios que en un futuro próximo tendrán una participación mayor, o incluso algunos chistes escondidos. Vaya, es que hay escenas con una duración de 5 segundos que tienen la capacidad de mostrar humor negro, melancólica, recuerdos frustrados de la infancia, inocencia y que transmiten una gran ternura. Todas esas emociones se resumen en tan sólo 5 segundos y son momentos fáciles de captar, de digerir y de comprender.
En general, todo esto especifica por qué la caricatura ha tenido tanto éxito, por qué una serie “infantil” ha logrado capturar a tantos adultos y sobretodo el por qué Hora de Aventura es uno de los productos más finos que tenemos en la actualidad, un producto que se ha estado tejiendo poco a poco pero que cada vez logra conectar más y más elementos a su historia para transformarla en un universo lleno de personajes, lugares y de sucesos que logran conectar cada vez más fuerte con los televidentes con un toque dulce de alegría y de risas, pero también un toque amargo lleno de nostalgia.

S2e1_marceline_floating_and_singingBibliografía:

http://www.youtube.com/watch?v=7MVvkqbXiws

Oscar Adame

Nada en mí es original. Soy el esfuerzo combinado de todo aquel al que he conocido.

Contacto: oscar.adame@poolpmx.com

También puede gustarte...