Noticias Música

Music For Dummies: Introducción a la figura de Nick Drake

Nick Drake introducción
Fotografía por Julian Loyd

Siempre terminamos enamorados de las almas atormentadas. No importa si se trata de un ganador del Premio Nobel de física, o de un asesino serial con serios problemas lingüísticos, las figuras depresivas son de lo más interesantes.

La historia de la música está llena de nombres que, se supone, sufrieron en demasía. Víctimas de sus propios desordenes mentales y de su incapacidad de lidiar con sus sentimientos de una forma externa a su arte. Figuras como Ian Curtis se han vuelto casi mitológicas gracias al culto que aquello genera, al igual que Kurt Cobain, Layne Staley, Brian Jones, Elliott Smith, etc…

Uno de los más sinceros, y de los primeros ejemplos de ello, es Nick Drake. Un jóven que empezó su carrera musical a finales de los años 60s y que murió una década después, a los 28 años, gracias a un accidente con la cantidad de antidepresivos que tomó. Su obra trascendió tras su muerte de gran manera, indispensable para comprender la evolución del folk y a artistas como el ya mencionado Elliott Smith, a Sufjan Stevens, Beirut, etc… Robert Smith de hecho nombró a su banda gracias a una de sus canciones (“Time Has Told Me“).

Su discografía, integrada sólo por tres discos, cuenta con una incomparable colección de canciones folk, que llegan a jugetear con el jazz y el art-rock, que destacan por la intimidad que generan. Las letras de Nick son increíblemente poéticas y su sonido es el reflejo de su figura. En cada disco se puede escuchar más y más su evolución como artista, como esa persona callada que cayó en una depresión brutal y que encontró en su música a la única fuente de exteriorización que encontró.

También checa nuestro Top 10 de canciones de Nick aquí.

Five Leaves Left  (1969)

Five_Leaves_Left

Nick era un tranquilo estudiante de letras inglesas en Cambridge. Apasionado del rugby y de la marihuana empezó por interesarse por la música a los pocos meses de iniciada su carrera. El piano lo impactó, al igual que las canciones de Bob Dylan que escuchaba en la radio. Él era un hombre de acción y cuando alguna idea le llegaba y emocionaba empeaba a hacer todo lo necesario para hacerla realidad.

Empezó a tocar pequeños sets acústicos en cafes y clubs alrededor de la ciudad, por gusto propio, hasta que un amigo le presento a Joe Boyd. Joe era un joven productor de 25 años que trabajaba para Island Records y lo primero que pudo apreciar de Nick era su gran talento con la guitarra. Impresionado además por su presencia escénica, le pidió que Nick le llevara una cinta demo para ver si podían hacer algo con la discográfica. Nick se la llevó y Joe quedó impactado. Él le dijo – “Vamos a trabajar en un disco, en verdad te quiero en Island Records” – A lo que Nick le respondió, – “Humm buen. Sí, ok” -.

Y entonces trabajó en estudio con el productor John Wood durante semanas. El resultadó fu esu álbum debut, “Five Leaves Left“, un disco que ha sido descrito por Pitchfork como: “uno de los discos más increíblemente hermosos y melancólicos jamás escritos“.

En un recuerdo de su hermana, Gabrielle, ella explica que no tenía idea de qué era lo que estaba haciendo su hermano: “creí que seguía estudiando en Cambridge, eso hasta que llegó repentinamente a mi casa en Londres, entró, tomó café y después simplemente lanzó su disco a mi sofá diciendome -´ahí tienes´-.”

El álbum no vendió bien, Nick Drake empezó a tener problemas interpretando conciertos gracias a su anciedad y con ello la incapacidad de promocionar su propio trabajo. Sus entrevistas fueron prácticamente nulas y la buena recepción crítica del momento no pudo más que sólo elevar sus nervios. Se empezó a separar de sus amigos y empezó a tener más problemas con la marihuana.

Bryter Layter (1970)

Bryter_Layter

Para este punto Nick ya había salido de Cambridge, nueve meses antes de su graduación simplemente dejó la escuela. Su padre le decía que no quería eso para él, que sería una red de salvación el tener un título, a lo que Nick contestó que no quería una red.

Su próximo disco, “Bryther Layter” fue pensado como su explosión comercial en Island Records. Para este punto Boyd ya se había convertido en su manager y en su principal figura de apoyo. Él le consiguió a los mejores instrumentalistas del género y a John Cale, de The Velvet Underground, para grabar lo que sería su boom.

El disco fue un éxito crítico y fue adorado por un pequeño público de nicho, pero fue una decepción comercial imprescionante. A eso agregarle el hecho de que Nick se negaba a promocionar el disco y a hacer presentaciones en vivo, el resto de los directivos de la compañía empezaron a perder la paciencia.

Boyd a los pocos meses se enteró de que Nick no tenía un hogar fijo, se quedaba dormido en los pisos de sus amigos en ocasiones, en otras llegaba a la casa de su hermana sin hablar antes para dormir en su sofá. Boyd le pagó un departamento, un teléfono y lo obligó a usar el espacio para dormir.

Sus padres además lo obligaron a asistir a sesiones con un psiquiatra, quien lo diagnosticó con depresión clínica. Nick para este punto sólo se conviertió en dueño de un velero, en donde pasaba horas dando vueltas, escuchando música . John Martyn, músico, ha declarado que Nick fue la persona más ida que ha conocido: “Nunca me miró a los ojos una sóla vez, sólo estaba ahí pretendiendo que escuchaba lo que le decía con la cabeza viendo al piso“.

 

Pink Moon (1972)

 

220px-NickDrakePinkMoon

 

Tras meses sin saber de él un día Drake entró a las oficinas de Island Records, le dio todo el material grabado por él mismo para su nuevo disco a Crish Blackwell y salió sin decir una sola palabra. El disco, aún más personal y minimalista que los anteriores captó la atención de los críticos y de la gente de la industria pero una vez más fue un fracaso comercial.

Nick en este punto ya se encontraba en lo más bajo de su depresión, volvió a la casa de sus padres y ellos le suministraban todo lo necesario para su día a día, ganaba poco o nulo dinero y no hacía nada más que escuchar música y tocar su guitarra.

El disco es ahora reconocido como uno de los mejores de la historia, junto con los otros dos discos se encuentra en el top 200 de la lista de los mejores discos de la historia de The Rolling Stone y en la lista de 1001 discos que tienes que escuchar antes de morir. Sin embargo, resultó también en la renuncia de Nick de la música.

Nick Drake
Fotografía por Keith Morris (1969)

Los años siguientes, separados de su droga, fueron difíciles para él y su familia. Pero todo empeoró cuando lo más cercano que tuvo a una pareja sentimental, Sophia Ryde, terminó en el 74. A los pocos meses se encontró muerto a Drake en su cuarto, víctima de una sobredosis de pastillas antidepresivas.

No se sabe si fue un intento de suicidio, su madre ha dicho en varias ocasiones que se encontraba mucho más feliz de lo habitual y que inclusó estaba pensando en regresar a su carrera musical, pero lo cierto es que nunca sabremos si fue un accidente o no. Ahora sólo queda el expandir su legado y compartir sus hermosísimas creaciones llenas de simbolísmos y de una intensidad emocional sin comparación.

Oscar Adame

Nada en mí es original. Soy el esfuerzo combinado de todo aquel al que he conocido.

Contacto: oscar.adame@poolpmx.com

También puede gustarte...