Entrevista: Sigur Rós - Georg Hólm
Catálogo de Entrevistas

Entrevista: Sigur Rós – Georg Hólm

«Es un niño curioso que juega mucho y con lo que sea», fue lo que me respondió Georg (Goggi) Hólm hace tres años y medio al haberle pedido que me describiera a Sigur Rós, la banda que fundó en 1994, como si fuera una persona.

En retrospectiva, siento que aquella también pudo haber sido la descripción de mi yo de aquel momento. Me recuerdo, encerrado en uno de los baños del campus de la universidad en el cual estudiaba, temblando de ansiedad mientras esperaba por la llamada de OCESA que me enlazaría a -un miembro- de Sigur Rós. Yo amaba a esa banda, lo sigo haciendo. Tener un contacto directo con ellos era un sueño. La entrevista lo fue.

Ha sido un camino largo. En ese entonces, ya había gestado algunas entrevistas para WARP, había dejado POOLP atrás, y había sido el -editor de música- de Chilango por un semestre. Sin embargo, seguía temblando al entrar en contacto con uno de los músicos a quienes más admiraba y seguía encerrándome en el baño de la escuela para poder hacer mis entrevistas.

Era una época en la cual sentía que tenía mucho que demostrar. Me sentía pequeño, pero estaba emocionado al hacerlo puesto que lo que veía al frente parecía ser lo suficientemente grande y acogedor como para no preocuparme.

Platiqué con Georg durante treinta minutos, sentado sobre un excusado y estrujando el audífono del celular sobre mi oído, tratando de comprender todo lo que decía. Tenía mis notas escritas sobre una libreta de Adventure Time. Quería hablar sobre la inocencia de Sigur Rós.

«La belleza de su música es algo que sólo puede ser creado por alguien que observa, siente y respira la vida con una intensidad envidiable. La inocencia y fragilidad con la que comúnmente se describe a sus canciones son como la inocencia y fragilidad de un niño, que pese a no saber qué es lo que está afuera, puede maravillarse por ello y dejar que su interior se alimente por aquella sensación de miedo y seducción que lo desconocido genera».

El artículo se publicó de forma inmediata en la web de la revista. También formó parte de su edición impresa. No tardé mucho en escribirlo. Tenía todas las imágenes sobre mi cabeza y también los sentimientos. Estaba por entrar a la última etapa de mi vida estudiantil y sentía que no quería crecer. Es por ello que se transformó en uno de mis artículos favoritos. No trató sobre música, fue sobre la necesidad que los adultos tenemos por acercarnos a los sentimientos propios de la infancia.

Imaginé el espacio desde el cual me respondía. Dijo que estaba en una cabaña de verano frente a uno de los grandes lagos de Reykjavik y me relajó mucho. “No sabemos nada de estructuras, no sabemos lo que hacemos, sólo hacemos lo que nos parece mejor a oído”, declaró. Ya tenía una pequeña idea de que yo también lo hacía.

Entrevista: Sigur Rós - Georg Hólm

Oscar Adame

Nada en mí es original. Soy el esfuerzo combinado de todo aquel al que he conocido.

Contacto: oscar.adame@poolpmx.com

También puede gustarte...