Cine & TV Dont Be Cruel (críticas)

El Arte del Blockbuster. El Planeta de los Simios: Confrontación.

origendelplanetadelossimios1127

La esperada secuela de Rise of the Planet of the Apes, también conocida por la pésima traducción como El Planeta de los Simios: (R)Evolución, ha llegado por fin a las salas mexicanas envuelta en mucha expectativa.La historia de Caesar y su búsqueda por la supervivencia alcanza esta vez nuevas alturas, en una película que supera a su antecesora en más de un aspecto.

En esta oportunidad, los pocos humanos que han sobrevivido al mortal virus ALZ-113 hacen lo que pueden para salir adelante en una sociedad carente y poco alentadora. Su última esperanza se encuentra en una presa que les proporcione energía, pero ignoran que para llegar a ésta deberán cruzar el terreno en que una aglomeración de simios han construido su hogar, causando una serie de conflictos entre ambos bandos, e incluso al interior de cada uno.
Hace algunos días, cuando hablaba de Transformers 4, mencioné que uno de sus problema era que la acción se encontraba muy mal distribuida. El Planeta de los Simios sigue una estructura similar, en la que tenemos un ritmo semilento y que se toma su tiempo en avanzar. Sin embargo, existe aquí una diferencia crucial: los personajes están muy bien dibujados y las relaciones entre todos ellos resultan interesantes y complejas.

trailer-y-primeras-imagenes-de-el-amanecer-del-planeta-de-los-simios2
No nos encontramos ante la típica historia del bien contra el mal. El director Matt Reeves, a quien recordaremos por la entretenida Cloverfield y el más que digno remake americano Let Me In, decide colocar su cámara y su perspectiva en un punto neutro. Tenemos dos lados del conflicto, sí, pero dentro de cada uno de ellos hay personas individuales que se mueven de acuerdo a lo que creen correcto. Incluso el único personaje que podría ser considerado “el villano” y cuyo nombre no revelaré para evitar spoilers (pista: no es humano) cuenta con una historia que justifique su locura y repulsión hacia sus adversarios.
Por supuesto, es importante mencionar que los tiempos de Charlton Heston entre sujetos con disfraces de halloween han quedado atrás. Los efectos visuales son totalmente revolucionarios, llevando el realismo del motion capture a otro nivel. Esta vez, Andy Serkis dota de un poder inigualable a Caesar, logrando que sintamos su miedo, frustración y desconfianza, de la misma manera en que transmite su alegría y liderazgo. El resto del cast de simios está también muy bien logrado, destacando a Koba y a Maurice, un orangután que conocimos en la anterior entrega y que eleva su protagonismo con estupendos resultados.

i9aBECZ9L3gpc
Por parte de los humanos debemos mencionar con honores a Gary Oldman como Dreyfuss, cofundador de la sociedad de sobrevivientes, que ha perdido a su familia durante la expansión del virus, dotando de dramatismo a un personaje que en manos de otro equipo creativo sería seguramente un simple villano. Lamentablemente, Jason Clarke y Keri Russell como Malcolm y Ellie, una pareja que también ha perdido seres queridos y busca un nuevo inicio, no están a la altura y son devorados por Andy Serkis cada que aparecen en pantalla.
El guión resulta creíble y por momentos está lleno de suspenso. Resulta increíble la manera en que vemos como se construye una alianza momentánea mientras que, en paralelo, descubrimos lo frágil que en realidad es. Aunque es muy obvio que deberá de existir ese conflicto para dotar a la película de un tercer acto en que pueda lucir sus visuales, es más que interesante y mantiene al espectador pendiente de la bomba de tiempo que se ha activado en todo momento. Aunque cuenta con muchos lugares comunes del escenario postapocalíptico, Reeves los hace suyos y dota a la historia de buenos elementos.
En resumen, El Planeta de los Simios: Confrontación es una película maravillosa. Un blockbuster con cerebro y corazón que, aunque no está libre de clichés, se siente como una bocanada de aire fresco para una temporada de pocos estrenos y mucha acción sin sentido. Definitivamente, esperamos con ansias la inminente tercera parte.

Nota final: El 3D no aporta gran cosa a la experiencia. Cuando mucho otorga cierta profundidad a los escenarios, pero no logra la inmersión del espectador. Puede ahorrarse algunos pesos sin miedo.

Amanecer-del-Planeta-de-los-Simios

 

Fernando Valencia

Economista por profesión, cinéfilo y melómano por convicción.

También puede gustarte...