BOH_WAYOK_Cover_Final

Existe una definición que es utilizada para muchas bandas y artistas que en ocasiones son acertadas: One-Hit Wonder (estrella de un solo éxito). Muchos opinan que es el caso de la banda estadounidense Band Of Horses, ya que después de The Funeral, que fue publicado en su álbum debut Everything All The Time en el 2006 pareciera que no han tenido otro momento en el estrellato.

En esta ocasión, su quinto álbum de estudio Why Are You Ok lo conforman doce canciones, Dull Times/The Moon se encarga de ser la anfitriona. Una canción que nos vuelve a sus inicios, en la que la voz de Ben Bridwell y los sintetizadores crean un ambiente country realmente agradable, que hasta el final de la canción, el cambio brusco de ritmo la vuelve una de las mejores canciones del disco. Cuando hablamos de mejores, otro punto alto del disco es la cuarta canción y sencillo Casual Party, donde escuchamos un coro pegadizo y sonido melódico. Nos encontramos después con In A Drawer, que cuenta con la colaboración de Mascis de Dinosaur Jr., ahí se nota su clara influencia en un sonido más oscuro.

1401x788-Band-of-Horses-2

Luego, nos hacen recordar el fallido Mirage Rock donde la rutina en las composiciones se vuelve clara en Lying Under Oak, Country Teen y Hold On Gimme A Sec. Aunque la tranquilidad se vuelve evidente en este disco, la canción Barrel House, a pesar de poseer esta definición, es una joya realmente dramática. Gracias a la dulce voz de Bridwell y la letra, se convierte en una pieza muy melancólica. Lo que queda evidente en el álbum, es que está llena de baladas, y es que a pesar de haber podido ser mejor, no es muy cambiante, como lo demuestra Whatever, Wherever y la última canción Even Still.

Puntos altos, pero en su mayoría bajos, se encuentran en este disco y, aunque no estamos hablando del peor álbum de la banda, no es un sonido claro que los defina y los vuelva emblemáticos, como lo fueron con su álbum debut y el Infinite Arms, con los cuales parecían haberlo logrado. Principalmente, esto se debe al cambio de integrantes en la banda que hacen que  aunque haya grandes canciones, muy bien llevadas, haya más canciones que bien podrían ser un “lado B” del disco.