VARIOUS POP

 

El día de hoy se cumplen dos años de la inesperada muerte de Lou Reed; uno de los músicos (si no es que el músico) más influyentes del siglo XX. Aquella figura que en un inicio era una figura delgada y tímida formó en 1964 a The Velvet Underground junto a quien sería por años su mano derecha, John Cale. El disco debut de la banda, reconocido por la carátula que diseñó el su entonces manager Andy Warhol, no obtuvo éxito comercial al instante, pero a los pocos años se consagró como uno de los discos más influyentes de la historia siendo la razón para que gente como David Bowie, Ramones, Pixies o Sonic Youth empezaran a hacer música. La agrupación avanzó durante cinco años más y discos de indispensable escucha para el melómano promedio como White Light/ White Heat, Loaded y el disco homónimo de la banda fueron publicados hasta la separación de Reed por conflictos con los otros miembros de la agrupación.
Tras terminar con TVU, Reed convertido ya en un hedonista de la más alta calidad decide vivir varios años del dinero generado por sus pinturas, hasta que en el 71 se juntó con su entonces roomate David Bowie y con el mayor colaborador de éste, el guitarrista Mick Ronson para producir su primer disco solista en forma. Ese disco es ahora una de las grabaciones más importantes de la música contemporánea, su título es Transformer y en éste se distingue una serie de melodías pop sumamente hermosas y complejas que perfilaban a Reed a ser un ídolo pop.

Todo cambió con su siguiente disco, Berlín, lanzado en 1973. El disco adelantado a su tiempo resultaba con un sonido experimental y lleno de rabia, cosa que va de la mano con las temáticas de violencia, prostitución y adicción a las drogas de las cuales se habla en el disco. La sociedad tuvo que esperar sólo dos años más para que Reed entregara su tercer disco más representativo de su carrera solista, Metal Machine Music, un álbum sumamente experimental que dio el primer paso a la creación del noise rock y el shoegaze. En sí el álbum, de difícil digestión, fue vapuleado por la crítica de la época y desde entonces sigue siendo el tope de algunos para seguir disfrutando de lo que Reed creó. Desde entonces la carrera de Reed no alcanzó a brillar mucho más que como sólo un icónico e histórico héroe del rock, aunque discos como The Bells (1979), New Sensations (1984), New York (1989), Ecstasy (2000) y el disco en el que se juntó con John Cale una vez más, Songs For Drella (1990) fueron lanzamientos de importancia en su año de salida y que han dejado brillantísimas canciones.

Es por todo esto que hoy trataremos de recordar a un grande con una selección de la belleza poética que nos dejó hasta antes de su muerte.

 

Sunday Morning – The Velvet Underground & Nico

La primera canción que la mayoría escuchó de Lou Reed en su vida puede ser ésta. El primer track del disco debut de The Velvet Underground es una hermosa balada en el que sobresale una celesta utilizada por John Cale, instrumento que le da un toque de inocencia bastante especial a la pieza que trata sobre la paranoia. Además recordemos que Lou murió en una fría mañana de domingo.

 

 

Heroin – The Velvet Underground & Nico

La canción más popular del disco es una pieza bastante sencilla pero interesante. El track creado sobre la guitarra melódica de Reed y un hipnótico ritmo de batería que sube de tempo mientras una viola eléctrica se intensifica en el fondo junto con una guitarra rítmica. La canción alcanza un crescendo frenético cuando el Lou narra con mayor énfasis su experiencia al utilizar heroína. Una pieza fantástica.

 

 

What Goes On – The Velvet Underground

El primer y único single promocional del álbum homónimo de la banda es sobretodo recordada por contener el segmento de órgano que finalmente fue utilizado por David Byrne y the Talking Heads en su clásico Once In a Lifetime. La canción es sumamente importante también por los covers hechos por Roxy Music, The Screaming Trees y más cercanamente la de Toy.

 

 

Sweet Jane – Loaded

Una de las canciones más queridas por Lou, nunca faltaba en sus conciertos, es también uno de sus mayores logros en cuanto a su evolución con la utilización de pedales de guitarra. El intro fue terminado poco antes de que se hiciera la mezcla para el disco cuando Lou se dio cuenta de que no encontraba el sonido buscado, aumentó a su máxima potencia su amplificador Sunn y logró lo que quería. El track en su desarrollo es una canción pop muy pegajosa.

 

 

Walk On The Wildside – Transformer

Su mayor éxito comercial es un homenaje irónico y gráfico de los inadaptados travestis que Lou se encontraba en La Fábrica mientras trabajaba con Andy Warhol. Durante la canción se puede apreciar una interpretación de saxofón, llevada a cabo por Ronnie Ross, quien había enseñado a tocar el instrumento a David Bowie durante su infancia. La pieza ha sido covereada por The Strokes, Robbie Wiliams, Train y Bono.

 

 

Perfect Day – Transformer

Mientras que Walk On The Wild Side fue su mayor éxito comercial, seguramente la canción más popular hoy en día y la más querida es Perfect Day. A la canción de hermosísima letra se le ha otorgado varios significados que van desde una simple canción de declaración de amor, hasta una pieza que alude a la felicidd o infelicidad subyacente que proviene del recordar un acontecimiento vivido, pasando por la más popular que dice que es sobre su adicción a la heroína y a su ego. Como sea la canción es una de las melodías pop más perfectas jamás escritas, con un fuerte contenido emocional producido en especial por los brincos en el sonido del piano, los violines de fondo y el canto del mismo Reed.

 

 

Caroline Says II – Berlín

Una de las canciones más fuertes y hermosas del disco ha sido covereada por Human Drama, Suede, Siouxie Sioux y por Mercury Rev. La canción habla sobre el sentir de una mujer llamada Caroline poco antes de morir. Una épica balada

 

 

Sad Song – Berlín

Genialidad pura, no hay mucho más que decir.

 

 

Metal Machine Music – Metal Machine Music

El último disco realmente rompedor de Reed es uno que se divide solamente en cuatro tracks de más de 15 minutos cada uno que son realmente anónimos. Todo el disco sobre un sonido de ruido blanco y otros experimentos sonoros que dieron inicio a la música noise, que dio el primer paso a la creación del shoegaze y probablemente también del industrial.

 

 

Waves Of Fear – The Blue Mask

Antepenúltima canción del disco más importante que Reed lanzó en la década de los 80s, The Blue Mask crece con la utilización de dos guitarras sumamente distorsionados que rompen en silencio a mitad de la canción para continuar haciendo ruido, mientras que el canto de Lou son literalmente gritos. Cuatro minutos llenos de psicosis que como el guitarrista Robert Quine dijo, suena como si a alguien le estuviera dando un ataque nervioso.

 


Extra: Some Kind Of Nature – Plastic Beach

Como buen niño britpopero no podía dejar la posibilidad de recordar la canción por la cual empecé a adentrarme en la música de Lou Reed, aunque no escrita por él, el tema Some kind Of Nature del último disco de Gorillaz es un tema sumamente bueno. Además es mejor publicar esto, que el horrible disco que hizo con Metallica.