Digamos que siempre lo has tenido todo. Tu familia lleva siete generaciones prosperando. Tus padres siguieron su vocación. Habitas una residencia rodeada de paraísos. Eres adepto a soñar. Planeas, dibujas,…
Seguir leyendo »