Estoy sentado en mi cama, es una tarde fría en lo más alto del Estado de México y no puedo dejar de pensar en Avril Lavigne. Lo que inició como…
Seguir leyendo »