Azain, álbum homólogo producido y publicado en el año 2013, es una compilación de sonidos que exploran los contrastes humanos. Locura, misterio, tranquilidad son características innatas de cualquier persona. El proyecto de Gibran Azain, un chico del Distrito Federal, muestra en este trabajo que puede acompañar a la persona que hace otras actividades, como para aquel que quiere buscarse a si dentro de canciones complejas.

Esta vez, Azain procura en sus ritmos encontrarse a sí mismo, mediante un experimento que parece bastante interesante. Con relieves distintos a los preestablecidos, recrea emociones no encontradas, el fantasma de uno mismo, la ausencia presente, música casi palpable al oído.  -¿Y por qué no? Un poco de misticismo en cada canción-. Sonidos que recuerdan a los inicios del hombre, con toques surrealistas, se encuentra en algún ruido fragmentado la representación del alma humana. Salvaje, inexplorada, infinita. Azain, música introspectiva.