Aún no termina el mundial y ya hay ganadora. Sí, ganadora.

El domingo pasado vivimos uno de los capítulos más tristes para el fútbol nacional al quedar eliminada la Selección Mexicana de la Copa Del Mundo por Holanda después de un gran partido de los mexicanos gracias a un penal (que no era penal) que Robben provoco de ultimo minuto al lanzarse un clavado en el área.

Todos nos enojamos y no sabíamos cómo sacar nuestro coraje; algunos pseudointelectuales se “alegraron” y otros siguieron cuidando nuestro petróleo.  Cómo sea.

Ya vimos a un tipo gritándole su frustración a Van Persie y Robben cuando se los encontró firmando autógrafos en Brasil, pero hoy nos encontramos con una niña que decidió expresar su frustración por medio de una canción (bastante buena) que ella misma escribió y compuso. La canción se llama Pinches Holandeses y con eso se gano el Mundial, el internet, y nuestro corazón.