Por fin salio Drones de Muse y nosotros no nos pudimos aguantar a reseñarlo.

caratula-muse-drones[1]

Después 3 álbumes haciendo uso de instrumentos electrónicos, Muse decidió reinventarse “volviendo a lo básico”. A a esos primeros álbumes donde podíamos escuchar aquellos fantásticos riffs de bajo y guitarra acompañados con la batería a reventar de Dom.

Tracklist:
01. Dead Inside
02. [Drill Sergeant]
03. Psycho
04. Mercy
05. Reapers
06. The Handler
07. [JFK]
08. Defector
09. Revolt
10. Aftermath
11. The Globalist
12. Drones

Al principio la idea parecía bastante pretenciosa, ¿Cómo una banda logra volver a sus inicios? Pues bien, analicemos canción por canción:

 


Dead Inside es una canción tipo New Wave combinada con un solo de guitarra y la grandiosa voz de Matt Bellamy. No es la canción que todos esperábamos pero después de escucharla como 10 veces seguramente te gustará. Es la introducción al álbum y en ella escuchamos por primera vez la palabra “Drones”. Aunque Bellamy dijo que el álbum no incluiría canciones “de amor” la letra parece ser la típica canción que le dedicas a tu ex (Sí, aquella persona que alguna vez te lastimo).

 


Drill Sergeant y Psycho: Como ya les habíamos contado en una nota anterior, Psycho parece estar inspirada en la película Full Metal Jacket de Stanley Kubrick. Esto y un riff reciclado que Muse tocaba algunos años hacen a Psycho la primera canción “Heavy” del disco, aunque creemos que con un minuto menos la canción igual hubiese estado perfecta.

 


– Sin duda alguna Mercy es la canción más alegre del álbum, es como volver a la era de Black Holes & Revelations en pleno 2015.
Y por si fuera poco ¡El vídeo está genial!

 


– Volviendo al lado heavy del álbum, Reapers es de las canciones más pesadas y donde creo yo es más notoria la participación de Robert Lange como productor del álbum, es imposible no escuchar el intro de la canción y recordar Thunderstruck de AC/DC.

 


The Handler sin duda es de las mejores canciones del disco, creo que es a lo que Bellamy se refería con “volver a sus inicios” una melodía bastante melancólica combinada con una letra que parece ser una respuesta a “Showbiz” hacen de The Hangler, una de las mejores canciones del disco.

 


JFK + Defector: JFK es un homenaje a el último discurso que dio John F. Kennedy. Mientras que Defector es una canción que nos habla de la opresión de los nuevos ordenes mundiales (Si, ahora pueden estar seguros de que Bellamy esta loco).

Revolt es una canción tipo rock-pop con muchísimo ritmo y seguramente te hará saltar de emoción cuando la banda la toque en vivo.

Aftermath es una melodía bastante sutil y probablemente el punto más sentimental del álbum, es la combinación perfecta de instrumentos, letra y la espectacular voz de Bellamy.

The Globalist es probablemente la obra maestra del álbum y no, no me refiero a que sera tu canción favorita. Sino que es la canción más completa y más producida. Con una duración de 10 minutos y cuatro ambientes distintos convierten a “The Globalist” en una de las mejores canciones de Muse de todos los tiempos.

¿Qué es un álbum sin cantos religiosos? Así es, Drones la última canción del álbum es una acapella hermosa que seguramente te recordará todas esas veces que fuiste con tu abuelita a la iglesia. Aunque no son los 3 minutos que todos quisiéramos escuchar (Es muy aburrida).

En fin, Drones es un recorrido por toda la carrera musical de Muse, con letras muy poco empáticas de un frío Matt Bellamy.
Drones es un álbum destinado a escuchar de principio a fin, no es solo un es un single, son 12 canciones perfectamente acomodadas crear toda una historia.
Probablemente no es el mejor álbum de la banda británica, pero sin duda alguna de los mejores.