Para los que creían que la música sólo sale de salas de conciertos y de instrumentos musicales, es momento de que conozcas los siguientes lugares que han creado música con los elementos más inesperados.

1 – Abrochese el cinturón mientras escucha a Guillermo Tell.

http://www.clarin.com/politica/China-crearon-musica-asfaltofono-vehiculos_CLAIMA20130301_0146_14.jpg

En 1995 en Dinamarca, dos artistas crearon el Asfaltófono, una pequeña melodía que se escuchaba sobre la carretera cuando el auto pasaba sobre ella. Esta instalación artística fue vista como utilidad en Japón y ahí se comenzaron a situar carretras con melodías más largas con el fin e que los conductores conducieran a cierta velocidad (de otra forma no se escucharía la melodía). Desde entonces hasta la fecha, las mismas carreteras se han construido en Japón, China y Corea del Sur pero la más conocida fue una que se realizó en Californa para un anuncio de Televisión de Honda. Esta última fue repavimentada puesto que a los vecinos les molestaba escuchar Guillermo Tell cada que pasaba un auto…

La carretera musical se anuncia con una clave de sol momentos antes de empezar la melodía.

 

 

2 – Sientese a escuchar el mar (Literalmente)

http://www.landezine.com/wp-content/uploads/2009/07/014.jpg

En 2005, el arquitecto Nikola Bašić escondio 35 pipas dentro de unos agujeros en las escaleras que miran al mar corata de Zadar. Desde entonces cuando la gente se acerca a la orilla puede escuchar algunas melodías que se forman con el movimiento constante de las olas.

Ahi no termina la intervención musical de la naturaleza pues cuando cae la noche, los rayos solares que fueron captados durante el día producen un juego de luz en el pavimento detrás de la instalación.

 

 

3 – Los espíritus te hablan en el desierto

http://media1.gameinformer.com/imagefeed/featured/naughtydog/uncharted3/uncharted3610.jpg

En los Emiratos Árabes Unidos se cuenta la leyenda de que los malos espíritus susurran nombres a los viajeros que caminan por las dunas del desierto para distraerlos y desorientarlos. La misma leyenda la describió Marco Polo contando que había escuchado los instrumentos de toda una nación. Actualmente se sabe que no es más que una ilusión sonora que hace el viento con la arena y los mismo se ha descubierto en desiertos de China y Estados Unidos.

No hay sonidos más impresionantes que los que crea la propia naturaleza.

 

 

4 – La estalactita que grabó un disco

http://wosu.org/2012/classical101/files/Stalacpipe-Organ.jpg

Desde 1954 una caverna en Virginia recibe visitantes para escuchar conciertos de un instrumento musical peculiar. Lo llaman el órgano estalacpipa y fue creado por el matemático Leland Sprinkle. Los tubos del organo en vez de ser de metal son en realidad orificios creados en estalactitas de distintos tamaños alrededor de la caverna y al ser tocados resuenan por todo el lugar.

Fue tal la conmoción que provocó el instrumento que Leland grabó un disco con música del peculiar órgano.

 

 

5 – El concierto más largo del mundo

http://www.theclassicalgirl.com/wp-content/uploads/2013/07/image.jpeg

En ocaciones está llena la sala, en otros esta completamente vacía, pero el concierto aun no termina. Es un monasterio del siglo XIV que se encuentra en Alemania y que tiene el honor de presentar una composición del musico experimental John Cage. El compositor creó la pieza en 1985 pero no dejó indicaciones de la duración, todo lo que decia era “tan lento como sea posible“. Para algunos especialistas eso podría durar infinitamente en un órgano, pero decidieron ponerle caducidad. Así fue como nació esta pieza en septiembre de 2001 con una magistral overtura de 17 meses de silencio.

En 2003 se escuchó la primera nota y cambian cada determinado periodo de tiempo con ayuda de contrapesos. Aunque es verdaderamente perturbador disfrutar esta melodía que se espera termine el año de 2640.

 

 

6 – El instrumento más popular de la era postmoderna funciona con agua

http://hackedgadgets.com/wp-content/Ontario_Science_Centre_Hydraulophone_6.jpg

El centro de ciencias de Canadá alberga al Hidraulofono, un órgano que funciona con chorros de agua y puede ser tocado por una o más personas a la vez. No es el único que existe, pero si el más grande. Los hidrofonos se pueden conseguir también de manera individual y han sido muy populares en parques infantiles. Uno de los hidraulofonistas más populares es  Ryan Janzen quién ha creado distintos conciertos para orquesta e hidraulofono incluyendo una suite.

Uno de los errores más comunes es llamar a este instrumento hidrófono y es considerado un insulto en el ámbito.

 

 

7 – Las entrañas de la ciudad también cantan

https://c1.staticflickr.com/9/8536/8649859365_559b7a8821_b.jpg

Enmarcado por un bosque, un carcamo Art Decó y un mural de Diego Rivera, la cámara Lambdoma es un instrumento musical que funciona con ayuda del sol, el viento y el agua que es llevada desde los lagos a una de las ciudades más grandes del mundo: La ciudad de México. Es creación del artista Ariel Guzik y con ayuda de unas pipas reporduce el sonido que se captura dependiendo de las condiciones metereológicas con ayuda de una singular máquina ubicado en la esquina del Cárcamo que imita el estilo Art Decó del edificio.

En dias soleados la música es similar, pero solo los guardias saben que las notas cambian con la lluvia, el granizo, los dias nublados, durante la noche e incluso con los movimientos telúricos.

 

 

8 – Tres aves la cantan a Catalina la Grande desde el siglo XVII

http://1.bp.blogspot.com/-5v55OxQ33pA/UwNocvUavzI/AAAAAAADsEA/Y-iFwsnOxFo/s1600/517_o.jpg

Un buho, un gallo y un pavorreal dorados vieron la luz en el mundo durante la era de oro de los autómatas. Son parte de un enorme reloj que el príncipe Grigori Potemkin, el esposo secreto de Catalina la Grande, le insistió que comprara a Catalina. Ella, quien era coleccionista de estas joyas. Hoy el reloj sigue funcionando y se encuentra en el museo del Hermitage. El reloj se esconde en un hongo de metal en lo bajo del follaje y es protegido por ardillas y otros animales.

Cuando el reloj da la hora, el buho enjaulado toca una hermosa caja musical, el pavorreal abre sus plumas y el espectaculo concluye cuando el gallo canta.