Medianeras es una película argentina de 2011, fue la ópera prima de Gustavo Taretto, protagonizada por Javier Drolas y Pilar López de Ayala. Cuenta la historia de Martín y Mariana, dos jóvenes que residen en la misma manzana, pero aún no se conocen. Cada uno de ellos vive con conflictos diferentes; Martín le tiene fobia a la sociedad, por lo tanto no sale y se refugia en su computadora, mientras Mariana intenta superar el fin de su último noviazgo. Los dos quieren encontrar una pareja, pero les es difícil porque ambos tienen problemas para relacionarse.Medianeras

La película hace varias reflexiones a partir de la arquitectura de Buenos Aires, ésta es un reflejo de la sociedad por la diversidad y distribución, pero también estas características se convierten en la principal atracción de la ciudad. El director dice que la vida está condicionada por el espacio en el que habitamos. Los detalles como la posición de las ventanas modifican nuestro modo de vida y nos obligan a moldearnos al ambiente en el que nos toque vivir. La medianera es la pared que divide a un edificio de otro, puede ser vista como algo que separa pero también une, ésta es una de las metáforas que guía el transcurso de la historia.

Medianeras presenta la ironía de cómo podemos sentirnos tan solos en una ciudad tan poblada y como esto nos dificulta encontrar a la persona indicada, este sentimiento ligado con la época del internet, la manera en la que este instrumento de comunicación nos hace apartarnos de la sociedad y hacer menos común el trato frente a frente.

El proyecto comenzó como un cortometraje, el cual se realizó en el 2005. La producción del largometraje fue un proceso muy largo, empezó en 2007 y terminó en 2011, el rodaje duró seis semanas, mientras que la  postproducción se llegó a alargar casi un año. En una entrevista, Gustavo menciona que hubo muchos cambios de guion, varias cosas se tuvieron que improvisar por falta de presupuesto, pero aún así ninguna de las partes borradas alteraron el rumbo de la historia, inclusive varios de los agregados le dieron más fuerza a las emociones del personaje.

Sin duda Medianeras es una película que vale la pena ver, me parece un muy buen análisis de la sociedad moderna, la comunicación y las relaciones. Es una lástima que no tuvo la distribución adecuada, pero para los que estén interesados, aquí les dejo el link para que la puedan ver.