Magnavox-Odyssey

Una tarde cualquiera encendí mi Playstation 3 y empecé a ver qué juego iba a poner. Sabía que tenía otros deberes, pero en ese momento tenía muchas ganas de jugar. No encontré nada que me animara a ponerlo en el Play3, así que puse el Nintendo 64 y darme un rato nostálgico con el “James Bond”. Pasé un rato jugando y tiempo después reflexioné sobre que tan genial debió ser para nuestros padres haber jugado en las primeras consolas, aunque las gráficas fueran puros puntitos luminosos, seguro se divertían tanto como en una reta del Halo.

En los años ochenta sabemos que salió el Atari y el “Space Invaders” volvió locos a muchos, así como el Pong. Sin embargo, existen varias referencias al Atari como la primer consola de videojuegos, y me temo decir que (para quienes desconocían esto) realmente Atari no fue la primer consola. Sino la Magnavox Odyseey.

Con un nombre muy futurista, y al estilo de casi todo lo que salía en los años 60’s y 70’s, esta consola creó un mundo del que ahora muchos no podemos despegarnos en las tardes. Aunque ya en los 50’s se experimentó con las super computadoras ENIAC, EDSAC y Nimrod para emular un tablero de ajedrez o “Gato”, Odyssey al menos no ocupaba todo un cuarto para jugar jugar al Ping pong.

Ralph Baer presentó su Magnavox Odyssey como una consola grande, rectangular y café con blanco, con dos controles que no se parecen a nada de lo que tenemos, pues eran dos simples cajas con unas perillas a los lados. ¿Cómo funcionaba? Fácil, al conectarla en la televisión, se veían dos simples luces rectangulares pequeñas (como el Pong) que se movían a los lados que querías en la pantalla y a los que te permitía según el cartucho que insertabas. Éstos cartuchos eran más bien como tarjetas con ranuras de lectura y venían enumerados.

odysseymagnavox01

Dentro de la caja del juego, venían unas plantillas con dibujos como laberintos, una cancha de tenis, caricaturas, etcétera. Según el cartucho que insertabas, era la plantilla que debías colocar en la pantalla. Los únicos gráficos generados por la consola eran esas luces rectangulares, no tenía procesador o memoria alguna, por lo que debía anotar uno los puntajes aparte. Realmente para ser la primera consola inventada fue un buen comienzo, pues bastó al menos una década después para desarrollar por fin los gráficos y efectos de sonidos del Atari 2600.

La única vía para conseguir un Magnavox era en las tiendas Magnavox y aparte debías adquirir su “Televisor Magnavox” (una pequeña mentira, pues realmente no necesitaba de pantalla específica). El ambicioso proyecto llevó a la creación de compañías de electrónica a manufacturar sus propias consolas de “Ping Pong” y pronto se empezaron a llenar los estantes de consolas para jugar éste simple y divertido juego. Unos 8 años después salio la Magnavox Odyssey 2. La nueva consola constaba ya de memoria y gráficos integrados con dos mandos con un joystick insertado. Era más bien como una computadora porque tenía su teclado QWERTY y requería de un adaptador al televisor. La Odyssey pasó por al menos 5 o 6 prototipos y consolas mejoradas, pero con la 2 concluyeron la serie.

Checa el comercial y algunos anuncios del Odyssey. Nada mal ¿verdad?

https://www.youtube.com/watch?v=H2EIsnr_cv4