M.I.A.

“Truth is like a rotten tooth, you gotta spit it out!”

-M.I.A. – Bring The Noize

En Latinoamérica estamos acostumbrados a escuchar canciones de protesta en todos los géneros posibles. La música se ha utilizado en gran medida para denunciar los abusos de gobiernos represores, alzar la voz en favor de los pueblos indígenas y criticar la pobreza que impera en muchos países latinoamericanos. Es casi imposible que al leer estas líneas no recordemos alguna canción de Molotov, de Panteón Rococó o de proyectos más recientes como Instituto Mexicano del Sonido e incluso Ana Tijoux. Sin embargo, las canciones de protesta fuera del territorio que abarca de México para abajo suelen sonarnos ajenas o muy distantes.

Mathangi Arulpragasam nació en Londres, proviene de una familia de origen Tamil de Sri Lanka y su música de protesta se comprende a nivel mundial. En sus canciones se hacen presentes muchas palabras que no nos resultan ajenas: fronteras, refugiados, libertad, revolución, extranjeros y guerrillas (de hecho esta última es la que más cercana nos resulta porque es una de esas palabras intraducibles. Así es, el término “guerrilla” sólo existe en español, algo así como “sobremesa” o “estrenar”). Ha incluso alzado también la voz por los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

Oír canciones de protesta tan directas, que llaman a luchar por la justicia de los menos favorecidos, en inglés británico es hasta contradictorio. Si no usara jerga de grupos de otros países como Jamaica (Galang como forma de decir “go along”, por ejemplo) y si no viéramos a la persona detrás de la voz, el acento de M.I.A. indicaría que la tiene muy fácil en la vida. A pesar de que en los últimos meses la violencia en Europa ha aumentado exponencialmente con ataques terroristas prácticamente cada mes.

Si bien no todas las canciones de M.I.A. hablan de guerrillas y refugiados, la parte que realmente ha tenido un impacto en la sociedad sí lo hace. “Maya” se mete en muchos problemas por hablar de más (cosa que sucede mucho aquí en nuestro país con mucha gente). Uno de sus escándalos más recientes fue con el equipo de futbol de Paris Saint-Germain cuando sacó el video de Borders, en el que aparecían refugiados huyendo y M.I.A. usaba una playera de dicho equipo en la que se había cambiado la publicidad de Fly Emirates para hacerla decir “Fly Pirates”. No sólo fue un problema alterar la camiseta sino que el video fue estrenado poco después del ataque terrorista al foro Bataclan en París. Por supuesto que M.I.A. se defendió de esta situación al decir que pretendía mostrar que los refugiados no eran violentos como la concepción que se tiene de los piratas somalíes y que también mostraba su solidaridad con el pueblo francés.

No han sido pocas las veces que han acusado a M.I.A. de simpatizar con el terrorismo pero esas acusaciones provienen por lo regular de la gente que no ve el cuadro completo. M.I.A. es la única representante Tamil con exposición mediática y conoce la vida de los refugiados porque ha sido su propia vida. Pocas voces conocen tanto la violencia en todas sus presentaciones como lo hace M.I.A.  Por lo que a mí concierne, está haciendo un buen papel en difundir el lugar del que proviene. Quizás al mainstream le hace falta conocer a los refugiados o borrar su concepto de “fronteras”.

M.I.A. está a punto de lanzar un nuevo álbum que, en sus propias palabras, será el último, no va a incomodar a nadie y va a ser más feliz. ¿Debería esto ser mejor, peor o, por lo menos, relevante? Ni mejor ni peor pero sí debería llamar la atención ya que el llamado “primer mundo” ha sido el blanco de ataques frecuentes y M.I.A, aunque no haya tenido absolutamente nada que ver, sigue siendo objeto de polémica al hablar de países del medio oriente. Sí, la respuesta de mucha gente ha incurrido en la xenofobia. Pareciera que ahora más que nunca debería cuestionar a la sociedad, ahora que ha optado por cambiar un poco el rumbo de su música. Aún no se ha lanzado el disco completo pero sabemos que existen colaboraciones con Skrillex y Diplo, lo cual dice un poco acerca de la línea que seguirá este nuevo material. Todavía no conozco la intención completa de este disco pero sin duda es algo que estaré esperando debido a las decisiones tan llamativas que ha tomado. ¡Al diablo la censura y Y.A.L.A (You Always Live Again)!

Comparto una cita un tanto larga pero muy descriptiva de M.I.A. y su crítica social:

“I’m not coming at it as a politician; it’s my own personal experience. And I just think that that’s just what people want to put out there, you know, ‘You don’t have the right to talk about this’. And they use me as a puppet to explain that to you, that only people who, you know, have a PhD in this shit are allowed to talk about this. Or that only politicians are allowed to talk about politics, and that’s why we’re fucked, because the cycle is constantly kept within that fucking framework. There aren’t more people standing up and telling their personal experience… if a normal civilian comes up and says ‘Hey, this happened in my village and I’m not happy about it’, we’re not allowed to talk about it. You have to follow this bureaucratic bullshit to get any sort of action, and it’s all part of this cycle. Like back in the day, we had ideals of revolution and fighting back, and most of the time that shit starts with individual people having personal relationships, these experiences. And now it’s so disconnected and the media can paint a picture for you…they make so much bureaucracy and politics, and I think taking away the personal aspects, the human aspects of these political issues is really wrong. Whether it’s the floods, or starving people in Africa, or whatever. It’s all funnelled through this channel, you really are not getting it from the horse’s mouth, you know?”