IMG_2951

Texto y fotos: Fernanda Piña (@ifoughtthewar)

Pocas veces es posible apreciar un concierto que genere una tranquilidad espiritual tan profunda como lo hace Low Roar. La banda nórdica fue traída al país por Pedro y el lobo. Islandia ha generado una importante cantidad de bandas de estilo introspectivo capaces de hipnotizar a públicos de diversas partes del mundo. El público mexicano, que en muchas ocasiones se caracteriza por ser escandaloso y pasional, esta vez se mantuvo en silencio para apreciar la voz de Ryan Karazija de la mejor manera posible.

Antes de eso, los mexicanos de Gloom se encargaron de calentar el escenario del Foro Indie Rocks! de una gran manera. Su estilo era bastante similar al de los islandeses aunque un poco más rockero. Los integrantes intercambiaban sus instrumentos prácticamente en cada canción, por lo que su acto fue muy dinámico y digno de abrir un concierto como este. Sin duda es una banda a la que deberíamos seguirle la pista.

Low Roar apareció en el escenario de un foro lleno para interpretar canciones de sus dos álbumes: 0 y Low Roar, los mexicanos los teníamos de visita por primera vez. Cada miembro de la banda permanecía casi inmóvil en su posición, las palabras que le dirigieron a la audiencia fueron casi nulas pero sin duda existía una conexión entre ellos y cada alma presente en el foro. Los sintetizadores, las percusiones y la guitarra acústica se encargaron de crear un ambiente místico que se propagaba por todo el lugar. Karazija movía los brazos delicadamente, su cuerpo fluía al ritmo de la música y se fundía con ella, sobre todo en la recta final del concierto pues en Just A Habit el músico se quedó solo en el escenario. La agrupación conformada por Ryan Karazija, Logi Gudmondson y Leifur Björnsson consiguió crear una atmósfera de paz a través de su folk con sintetizadores. Toda una experiencia.

Gloom

 

Low Roar