Se han anunciado los candidatos a llevarse un premio Oscar este 26 de febrero, y en Poolp nos dimos a la tarea de seleccionar algunas cosas que consideramos buenas, unas que nos parecen extrañas, y una sola que nos parece muy mala.

LO BUENO

1. Las 14 (históricas) nominaciones de La La Land: El musical de Damien Chazelle (Whiplash, 2014) es un auténtico logro cinematográfico. Realmente se siente que estamos frente a un clásico moderno, y cada nominación es un pequeño triunfo para los cineastas, actores y crew que se dedican en cuerpo y alma a su proyecto.

2. La aparición de Viggo Mortensen: Captain Fantastic es una pequeña joya independiente, con un tono de humor negro muy bien soportado por la inmensa actuación de Mortensen. Aunque su victoria en el Oscar no parece muy probable, es satisfactorio encontrarlo en esta lista.

3. Michael Shannon: Una interpretación que se balancea en la delgada línea entre seriedad y simpatía, merecedora de todo el aclamo que pueda recibir.

4. The Lobster en Guion Original: La cinta de Yorgos Lanthimos (Canino, 2009) parte de una de las ideas más únicas y originales de los últimos tiempos, planteando una distopía muy refrescante en los tiempos del Young Adult Fiction.

5. La inclusión de Rogue One y Fantastic Beasts en un par de categorías: Un par de nominaciones para que los fanáticos expresen su alegría.

6. El amor mostrado por Arrival: La brillante cinta de ciencia ficción de Denis Villeneuve (Sicario, 2015) puede presumir el ser una de las pocas películas de su género en ganarse a la crítica y la Academia.

7. Kubo and the Two Strings en Efectos Visuales: Un hecho muy peculiar que marca un parteaguas en el modo de selección, y que podría influir completamente en el futuro del Oscar.

8. Rodrigo Prieto reaparece: Tras su nominación por Brokeback Mountain (2005), el mexicano vuelve a las andadas con Silence, la nueva película de Martin Scorsese, siendo la única aparición de dicho trabajo en la edición 2017.

LO RARO

1. La ausencia de Aaron Taylor-Johnson: La actuación del joven intérprete en Nocturnal Animals fue aplaudida por todos, llevándose incluso el Golden Globe, por lo que esto representa una sorpresa mayúscula.

2. Moana: Todos sabemos que Zootopia es el rival a vencer. El historial de amor para Disney que tiene la Academia es innegable, pero nadie esperaba una doble nominación, al menos no sin Pixar. Moana tiene sus méritos, mas no parece competir con el resto de cintas en la terna.

3. Deepwater Horizon en edición de sonido/13 Hours en mezcla de sonido: Dos sorpresas (para mal) con un par de cintas mediocres que pasaron sin pena ni gloria por los cines del mundo.

4. Maquillaje y peinado: Se ha vuelto una tradición nominar pocas cosas en esta categoría, pero resulta incomprensible la elección de este año, cuando trabajos como el de Florence Foster Jenkins quedan fuera.

5. ¿Y Sing Street?: La aclamada película de John Carney (Once, 2006) fue nominada al Golden Globe por Mejor Película Comedia o Musical. Al menos podría haber alcanzado nominaciones por sus canciones originales. ¿Trolls? ¿Qué demonios es The Empty Chair?

6. Meryl… y sus coestrellas: Vale que se nomine al Oscar a Meryl Streep por vigésima vez, su papel en Florence Foster Jenkins es estupendo, pero ¿dónde quedaron Hugh Grant y Simon Helberg? ¿O la nominación de Streep es un pretexto para ayudarle a llegar a este número? Recordemos que Amy Adams tuvo un par de buenas actuaciones…

7. Tom Ford pasa de noche: La atrevida dirección de Ford en Nocturnal Animals recibe una palmadita en la espalda, favoreciendo a un Mel Gibson que, si bien realiza una buena labor, no se olvida sus raíces en el “exploitation filmmaking”.

8. The Neon Demon, sin nada: Ni el score de Cliff Martinez, ni la genial fotografía de Natasha Brier fueron suficientes para colar el desquiciado trabajo de Nicolas Winding Refn (Drive, 2011) en esta edición.

9. Jake Gyllenhaal, suerte para la próxima: Gyllenhaal parece ser sistemáticamente esnobeado por la Academia, que a estas alturas quedaría mejor si dijera directamente que nunca estará nominado para nada.

LO MALO:

1. LA DISTRIBUCIÓN EN MÉXICO. Como cada edición, vemos la lista de películas nominadas al Oscar pensando “no he visto la mitad”. Al menos no en una sala de cine, como deberían verse. Algunas nominadas llegarán a tiempo para la Ceremonia, provocando un empalme espantoso de películas premiadas en las carteleras mexicanas. Este es el motivo principal por el cual no podemos hablar aún de Moonlight o Hell or High Water.

Autor Fernando