Hace tiempo que La Vida Secreta de tus Mascotas despertó mucha especulación respecto a si lo que terminaríamos viendo sería un Toy Story protagonizado por animales. Esta aparente similitud entre las temáticas de ambas cintas, sin embargo, resulta ser totalmente falsa. Desafortunadamente, la comparación es negativa hacia este nuevo esfuerzo de Illumination Entertainment (responsables de la saga Mi Villano Favorito y su spin-off Minions).

02

Max (Andrés López, en la versión latina) es un clásico perro consentido que vive la vida soñada al lado de su dueña Katie. Todo cambia cuando llega a casa Duke (Martín Campilongo), un can gigante que, pese a sus buenas intenciones, termina incomodando a Max, provocando una pelea que termina con ambos perdidos en las calles de Nueva York, intentando desesperadamente volver a casa.

Cuando La Vida Secreta de tus Mascotas nos muestra realmente lo que los animales hacen dentro de las cuatro paredes de su hogar cuando los dueños salen, la propuesta brilla. Es ingeniosa, divertida y muy interesante. No obstante, en el momento en que los protagonistas dejan sus departamentos, la historia se va a pique.

01

Existe una subtrama de animales abandonados y maltratados viviendo en las cloacas de la ciudad que, en mejores manos, pudo dar un mensaje poderoso, y que aquí se limita a algunas bromas ligeras de parte de Snowball (doblado por Eugenio Derbez). Justamente el universo construido en este paisaje desolador muestra mucho potencial, pero se diluye sin control usando la “lindura” y locura de su líder como único motivo de existencia, marcando el punto más bajo de la cinta.

Los personajes secundarios son entrañables, incluyendo algunos que aparecen cuestión de segundos, pero los protagonistas son tan planos, olvidables y difusos en sus motivaciones, que harán desear al público que sus intervenciones terminen para volver a los animales divertidos. Es con ellos que la comedia acierta, proporcionando los mejores momentos de la segunda mitad de la película.

03

El doblaje termina descolocando bastante. Es comprensible la táctica usada por los estudios para incluir comediantes de toda Latinoamérica, pero la variedad de acentos sin motivo aparente se siente un poco extraña, especialmente considerando que todos los protagonistas nacieron y crecieron en el mismo complejo habitacional o a unas calles de distancia. El trabajo de Derbez se vuelve molesto rápidamente con un seseo innecesario sobre una de por sí chillona voz.

Eso sí, la animación resulta preciosa, llena de texturas y con una paleta de colores muy vívidos, ayudada por un 3-D que justifica su sobreprecio sin ningún problema, ofreciendo una experiencia bastante completa para la vista. En este sentido, el director Chris Renaud (Mi Villano Favorito) muestra un crecimiento total en el terreno animado.

04

Resumiendo, La Vida Secreta de tus Mascotas es una película muy bien realizada, con una premisa simpática plagada de posibilidades, y mientras se mantiene en lo que su título promete entrega momentos geniales, pero pierde mucha fuerza cuando se traslada a las calles, impidiendo crear una conexión emocional con dos personajes apáticos e incluso con personalidades desagradables, que nos deja deseando que los realizadores hubieran planeado un poco mejor su historia y el lugar al que querían llegar con ella.

Como nota final tenemos un corto de los Minions al inicio de la cinta. Nada muy impresionante o especialmente divertido, pero termina rápido y distrae a los niños.