manics_land2_2717406a

 

Una gran cantidad de medios, desde hace ya casi un mes, han estado transmitiendo encabezados falsos como los siguientes: “Rolling Stones darán histórico concierto en Cuba”; “Los Rolling serán la primera banda internacional en tocar suelo cubano”; “Rolling Stones darán fin a era de escases de conciertos en La Habana”, etc… Los titulares se repiten y se repiten hasta el hartazgo vendiendo a este evento como algo que no es: el primer concierto que se ha dado en Cuba.
Así pues, aunque la actuación de ayer de los Stones sí es histórica, no lo es de la forma en como lo están transmitiendo. Simplemente es un simbolismo de la nueva apertura política del país, que inicio a finales del año pasado y de las nuevas relaciones que la isla va a tene con el occidente. Esta vez no tiene nada que ver con el arte, la cultura o la música.
La actuación de ayer no muestra nada de lo históricos, lo transgresores o lo valientes que Mick y Keith pueden llegar a ser. De hecho, comparándolos con las siguientes bandas que SÍ dieron un concierto cuando Cuba era considerado como territorio enemigo para el occidente, los Stones se quedan como lo que siempre han sido: una banda de espejismos, de falso movimiento contracultural y de heroísmo hecho para que los ignorantes los veneren.
Así pues, empecemos:

 

Manic Street Preachers – 2001 en “Karl Marx Theatre”

La banda conformada por James Dean Bradfiels, Nicky Wire y Sean Moore, creadora de himnos del britpop de la talla de “A Design for Life” y ganada de once NME Awards, fue la primera banda anglosajona en pisar Cuba por más de tres décadas.
Este histórico concierto fue posible gracias a una canción que convenció a Fidel de contactar a la agrupación para que fuera tocada en la isla: “Baby Elian”, un tributo de parte de la banda a Elian Gonzalez, un niño cubano de seis años que murió gracias a- una disputa entre americanos y cubanos en USA. La canción incluso llegar a llamar a la potencia mundial, “the devils playground”. Lo que la banda seguramente no esperaba era que Fidel en persona iba a estar dentro del teatro Karl Marx aplaudiendo de pie la presentación de dicha canción.
El concierto fue grabado en su totalidad y ahora se puede comprar bajo el título “Louder tan War”, mismo que salió de una conversación que la banda tuvo en el backstage con Fidel Castro. James le dijo a Fidel “cuidado, el concierto será ruidoso” a lo que Castro le contestó “no puede ser tan ruidoso como la guerra”.
Aunque todo esto hizo que Manic Street Preachers cancelara su contrato discográfico con Epic y que no volvieran a obtener uno en tierras norteamericanas. Se dice que es debido a que los sellos en USA no están interesados en la banda, algo bastante cuestionable si tomamos en cuenta que de sus doce discos 4 han sido Platino en Reino Unido y el resto por lo menos se quedan en Oro. Además de que el disco que contiene “Baby Elian” ni siquiera se encuentra en plataformas como Spotify.
Como sea, al parecer lo valió. Hay artículos que afirman que James Dean en el after party del concierto se encontraba llorando de felicidad gritando “Vino Fidel, Fidel nos vio”.

 

 

Audioslave – 2005 en “La Tribuna Anti-imperialista”
Tras una idea algo extraña que devino de la mente de Chris Cornell (vocal de Soundgarden y de esta banda) Audioslave se convertiría en la primera banda norteamericana en tocar en La Habana. El concierto dado por este supergrupo, que incluye además a miembros de Rage Against the Machine, fue completamente gratuito y al aire libre. Mismo aire que se inundó con la emoción de más de 70,000 jóvenes que ondeaban la bandera cubana en alto.
La presentación, que se convirtió además en su única dentro de América Latina, fue autorizada por las autoridades estadounidenses y por el Instituto Cubano de la Música. Según Bill Martínez, abogado del grupo que obtuvo la licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, “ambos gobiernos deseaban captar a la juventud y es una maravillosa coincidencia de políticas” que permitió el viaje a la isla.
Chris y compañía habían prometido que sería el concierto más ruidoso que se hubiera escuchado en La Habana y que además sería el más largo en su carrera. Las más de tres horas que tocaron lo demuestras, pues además de tocar todas las canciones de sus hasta entonces dos discos de estudio, también tocaron rarezas y hasta sencillos de sus anteriores proyectos (Soundgarden y RATM).
El concierto fue filmado por MTV y posteriormente lanzado en el DVD “Audioslave: Live in Cuba”.

 

 

Otros conciertos internacionales dentro de La Habana incluyen dos de Café Tacvba (97 y 06) además de la presentación al aire libre que Major Lazer dio hace unos meses. ¿Sabes de algún otro?