juan_gabriel_2014_thumb

Texto: Samantha Aguirre y Fernanda Piña

La generación que puso a los 60s, 70s y 80s en museos sobre la historia del rock, vinilos gastados en el clóset de tus papás y el playlist de Spotify de tu sobrinito está envejeciendo. Tuvimos un 2016 lleno de malas noticias en nuestro timeline de Facebook, pero de tributos variados y bien merecidos en la radio y los medios.

Poolp Mx quiere hacer uno más antes de que termine el año, recordando a esos personajes que construyeron pedacitos de la música que hoy se está gestando, y el por qué su presencia e influencia jamás podrán caber en una fosa. No sólo nos dejaron artistas consagrados en este siempre fascinante mundo de la música sino que también perdimos a verdaderas promesas de la música de años recientes. Sólo tenemos tres palabras para el 2016: ¡vete al diablo!

1. David Bowie

Un artista cuya obra fue tan grande que no influenció sólo a otros músicos, sino que entró en el mundo del diseño, el cine y la ciencia ficción (donde incluso tiene un lugar en el salón de la fama), inspirando personajes como el Lucifer que Neil Gaiman diseñó en Sandman, o el Joker que Grant Morrison dibujó en los 80s.

Nos deja entrevistas como la que tuvo con el héroe beat, William Burroughs, en los 70s, y un álbum entero donde nos comparte su pelea con la idea de la muerte, y sus propias conclusiones sobre ella: “I’m a blackstar”, en física, una estrella en transición de un estado de colapso a una singularidad (un estado de valor infinito).

Él mismo nos pidió confrontar “un cadáver al menos una vez. La absoluta ausencia de vida es la confrontación más perturbadora y retadora que tendrás jamás”.

2. Leonard Cohen

Un autor que empezó a musicalizar su poesía a una edad avanzada, con los seis acordes que le enseñó un español a quien poco conoció (y que se suicidó antes de la cuarta sesión). El mismo Bob Dylan, quien tuvo una relación sumamente cercana con él, comenta que, si bien, él es el número cero, Cohen fue el número uno, y no sólo por sus letras, sino también por su música, por su contrapunto y su sonido “celestial”, aún en las composiciones más sencillas.

Buscó su espiritualidad en todos lados, desde el judaísmo, su religión de nacimiento, hasta el LSD, el budismo y “cualquier cosa que pudiera funcionar”. Las mujeres también fueron parte de su vida, y si hay una mujer que los fanáticos quieren y recuerdan, es Marianne: la gran musa

“A veces es como ‘Estás perdiendo demasiado peso, Leonard. Estás muriendo, pero no tienes que cooperar de forma entusiasta con el profeso’. Fuérzate a comerte un sánwich. (…) Aún cuando estaba sano, era sensible al proceso. A estas alturas del juego, solo la escucho (a una voz divina) decir ‘Leonard, sólo continúa con lo que tienes que hacer’. Es compasiva a esta etapa. Más que en cualquier otra de mi vida, esa voz no me dice ‘estás jodido’. Es una bendición, de verdad”.

3. John Berry

Berry fue quien bautizó a los Young Aborigines como Beastie Boys, nombre con el que la agrupación cobraría la fama y el misticismo que adquirió después de que Berry dejara la agrupación tras grabar su EP en 1982. El debut de la banda se realizó en su antiguo desván, en la esquina de la calle 100 y Broadway, en Manhattan, donde un grupo de gente se reunió para verlos en vivo.
Cuando los Beastie Boys fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll en el 2012, no se olvidaron de mencionar su nombre.

4. Maurice White

Fundador de Earth, Wind & Fire, banda a la que llenó de colorido e intentó usar para dar un mensaje de esperanza y alegría. “Teníamos 21 años cuando empezamos nuestro camino con Earth, Wind & Fire, y Maurice tenía 31, así que había hecho muchas más cosas que nosotros”, comentó su hermano Verdine, también miembro de la banda.

“Reese” intentó establecer una diferencia moral sobre los músicos y su estilo de vida con el proyecto; Comida sana, meditación, leer filosofía. El objetivo era crear música que alegrara a las personas.

5. Greg Lake

Fundador de Emerson, Lake & Palmer y miembro original de King Crimson, dos bandas que marcaron al rock progresivo y lo definieron como un guitarrista sumamente virtuoso y humano, que veía a la música con amor y diversión, abierto a experimentar con cualquier género que lo llamara y viendo a la originalidad como una prioridad.
Para él, era más importante “hacer contacto espiritual y humano, o visitar a alguien solitario” que hacer dinero. “Uno no puede quedarse quieto porque el tiempo se mueve hacia adelante”. Compuso uno de los mayores éxitos de ELP a los doce años, grabándola sólo para llenar un hueco en el disco Emerson, Lake & Palmer: Lucky Man.

6. Juan Gabriel

Ninguna lista de este tipo estaría completa sin el mismísimo Divo de Juárez. Sin duda alguna, esta fue una de las noticias que más nos impactó de este año. Todo mexicano ha escuchado y, probablemente, cantado las rolas de Juan Ga. Es algo que nuestra madre nos transmitió por el cordón umbilical. La música de este ídolo del pueblo es de esas cosas que no recordamos cómo las aprendimos pero sabemos que permanecerá en el imaginario colectivo de nuestros hijos, nietos, bisnietos y todos los demás que no tuvieron la suerte de pisar el mundo al mismo tiempo que él.

7. Prince

Prince Roger Nelson fue un artista polémico e innovador. El extravagante músico estadounidense incursionó en una gran cantidad de géneros. Faltan palabras para describir la influencia que ha tenido Prince en el mundo de la música y su legado será muy difícil de emular. El creador de Purple Rain grabó más de treinta discos a lo largo de su carrera y su época más prolífica fue durante los años setenta. De este ídolo recordaremos su gran presencia escénica e icónico estilo que lo convirtió en todo un visionario de la industria musical.

8. Lalo Tex

Esta es una de las pérdidas con las que iniciamos este 2016 lleno de tragedias. El 18 de enero falleció el icónico cantante de Tex Tex, una de las más grandes agrupaciones del rock nacional. El muñeco murió debido a un infarto del que fue víctima tras tocar en Chimalhuacán. Tex Tex tiene esa esencia rocanrolera de la que carecen muchas propuestas mexicanas y han inundado de música el país desde hace más de treinta años. A Lalo Tex lo vamos a recordar como el carismático líder de una banda honesta a la que nunca le faltó actitud.

9. Alan Vega

El cantante y compositor nacido en Brooklyn, Alan Vega, dejó otro gran hueco en el mundo de la música. La mitad del dúo Suicide también se destacó como artista visual. Boruch Alan Bermowitz, nombre completo del artista, tuvo una carrera prolífica como miembro de Suicide así como en su faceta como solista. Fue un personaje importante del llamado protopunk y se cuestionó temas religiosos en sus canciones. Vega falleció a los 78 años mientras dormía.

10. Cash Askew

Es muy triste perder a músicos legendarios que han hecho historia en el mundo pero es aún más triste perder a jóvenes promesas que lo tenían todo para triunfar. Este año tuvimos la trágica pérdida de Cash Askew, una chica de apenas 22 años cuyo dúo de dream pop Them Are Us Too, fundado en el 2009, acababa de lanzar su álbum debut Remain. Cash Askew falleció en un incendio ocurrido en una bodega de Oakland, California, lugar en el que se llevaba a cabo una fiesta del sello 100% Silk. Sin dudas fue un fuerte golpe para la música independiente del mundo. Descansa en paz, Cash Askew.

Autor Fernanda