frida_kalho_hello_seahorse

Frida Kahlo es una de las más reconocidas artistas de México, quien popularizó toda la cultura regional y se ha vuelto todo un ícono mundial. Hay muchas formas de entenderla, pero ¿Qué sucedería si la contrastamos con la música de una banda contemporánea como Hello Seahorse!?

Frida ha sido tan trascendental que la podemos comprender con artistas del nuevo siglo. Y aunque sean contextos distintos, el dolor, el amor, la vida y la muerte están siempre presentes en la cultura mexicana. Por su lado, Hello Seahorse! se ha prestado bastante bien para contrastar las ideas de un ícono de la cultura así como proyectar sentimientos encontrados y exponerlos al aire libre.

El Amor Abraza al Universo, la Tierra (México), yo, Diego y el señor Xolotl de 1949 es una pintura que sobrepone los temas amorosos, las raíces y los elementos encontrados para hacerse consigo uno con el cosmos.   Universo 2 propone a su vez lo mismo, el destino como declaración de amor entre uno y otro.

Ahora tocaremos uno de los temas preferidos de Frida: el dolor y sufrimiento. La Columna Rota de 1944 se elaboró después que un accidente de tranvía la haya herido gravemente. Velo de Novia, por su parte, colabora con el sentimiento: dolor, dolor y más dolor. Al estilo de las canciones antañas de México, nos presentan las lágrimas embotelladas en una melodía.

Cruel, sádica y cómica, es tanto la canción de Criminal como la pintura de 1936 Unos Cuantos Piquetitos. http://41.media.tumblr.com/0462842e7c3b8b510307ced7facd89ea/tumblr_n8beeeTuFG1qzi2aeo1_1280.jpg

Soy Un Pobre Venadito de 1946 es de igual forma, la carne viva, el instante de sufrir. Aunque el venado que es Frida aquí retrata una calma que difiere con el entorno en una pieza verdaderamente surrealista, en No Te Vayas al Bosque percibimos algo igualmente misterioso, la muerte, el amor y los árboles como escenario.

Por último, y para cerrar con broche de oro nos encontramos con Diego y Yo de 1949 que expresa toda la vida que sufrió gracias al muralista mexicano Diego Rivera. La partida de este y el regreso colectivo causaron en Frida un gran agujero emocional. Me Has Olvidado es una de las mejores piezas que puede retratar la misma situación: el haber sido sólo un momento para la otra persona.