Por: Ollin Armenta López

11721185_674112782719108_1698691514_n

Muchos saben de la gran labor de Martin Luther King al frente de los movimientos de la comunidad negra frente a las prácticas de racismo y violencia de los blancos,  incluso un siglo después de que se aboliera la esclavitud. En 1955 una mujer llamada Rosa Park regresaba de su habitual jornada de trabajo. En aquellos años la humillación hacia los negros se manifestaba de muchas formas, una de ellas era en los camiones, donde blancos iban adelante y sentados, mientras los negros atrás y parados. Aquella tarde del 1 de diciembre de 1955, Parks decidió que las cosas no siempre tenían que suceder así y opto retar a la hegemonía blanca y resistirse a ceder el asiento a un hombre blanco. “Mis pies estaban cansados, pero estaba más cansada de ceder el asiento a los blancos”, Parks fue a parar a la comisaria y se le impuso una multa cercana a los 200 dólares. Al enterarse de tal suceso, la comunidad negra encabezada por la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) junto con Ralph Abernathy, Baptist, Nixon y Luther King, organizaron un boicot contra los autobuses. Nadie usará sus autobuses, tomaremos taxis y caminaremos hasta nuestros trabajos. La idea no tardó en materializarse y funcionó. Los taxis que conducían algunos negros se aliaron contra el boicot y cobraron lo mismo que los autobuses por viaje.

Algunos actos de desobediencia civil fueron encabezados por el pastor King unos años después, emulando lo que hiciera Gandhi frente a los ingleses. En 1963, Luther King encabezó la histórica caminata de Washington por la libertad y trabajo de los negros. Algunas de estas manifestaciones fueron completamente pacíficas, por la vía de la  desobediencia civil y organizada.  Sin embargo, no todo fue así en el país, pues había grupos políticos que no estaban dispuestos a soportar los actos de humillación y violencia, por lo que decidieron tomar las armas y hacerle frente a los abusos de los blancos. Los Black Panther Party, un grupo político que no escatimó en oponerse a los abusos y tratos que recibieron por años de parte de los blancos,  dejaron la vía pacífica  a un lado y lo mismo mataban a civiles racistas  como a los policías corruptos y violentos contra la comunidad negra.  Tomaron las armas, sin embargo, no todas disparaban balas.

11714427_674112742719112_1665166765_n

Emory Douglas fue uno de los artistas más representantes dentro de la comunidad de los Black Panther, pues al ver su increíble talento y agudeza conceptual para retratar históricamente lo que sucedía en el país y dentro del partido, no dudaron en hacerlo el artista gráfico oficial del periódico, así como del movimiento.  En palabras de Danny Glover: “Estábamos hablando de usar el arte en su forma más elemental, con el objetivo de llevar a las personas a cierto lugar, al llevarla ahí, también se define y se legitima el espacio en el que se encuentra”.

Para el partido, los periódicos no sólo informaban lo que sucedía dentro de la comunidad, sino que era un registro escrito y gráfico de cómo avanzaban las ideas y logros. Aunque más allá de ello, en las páginas del periódico, se encontró el increíble trabajo de Douglas, que combinó la resistencia, la ironía, la sátira y la consciencia contra los abusos de los policías.

Es muy común escuchar hoy en día a los jóvenes referirse a los policías como “cerdos”, y es precisamente Emory quien acuño la palabra a los oficiales, que, en varios carteles los caricaturizo como cerdos con gorra y su placa policiaca.

Emory Douglas nos brinda un documento gráfico de lo que sucedió en aquellos años 60’s con los Black Panther. Incluso, nos muestra las piezas que se colocaban en las calles de la comunidad, las cuales fungían como galería pública, algo que caracterizó al partido durante sus años de mayor brío.

El concepto artístico de Douglas oscilaba entre caricatura, cartel, viñetas, ilustraciones, generalmente exaltando a los miembros del partido o ridiculizando a los policías como cerdos o a la nación norteamericana como la gran cerda. También hace una crítica mesurada al Estado imperialista. Realizaba carteles pidiendo la liberación de los presos políticos, así como el poder total al pueblo. Muchas de sus obras fueron portada del periódico que circuló durante varios años de forma constante y libre hasta 1979/1980, cuando dejó de circular. Durante esos años, a principios de los 60’s, Emory fue encargado del diseño y suministro de cultura del partido.

En el 2002, expuso una pequeña parte de su obra en el museo de arte contemporáneo de Los Ángeles.