Jesse (Elle Fanning) es una joven aspirante a modelo que, sin saberlo, se adentra en un mundo peligroso donde la perfección es la más preciada moneda y la belleza lo es todo. El Demonio Neón es la nueva cinta de Nicolas Winding Refn (Drive, Only God Forgives), un cineasta conocido por su poderío audiovisual que aquí decide poner toda la carne en el asador para entregar una de sus películas más cautivadoras y seductoras.

1

A lo largo de casi dos horas, somos testigos de una espiral hacia la degradación humana acarreada por la búsqueda de la perfección. Un viaje terrorífico hacia la egolatría y la frivolidad, que difícilmente dejará indiferente al espectador.

Elle Fanning brilla en esta travesía, siendo aventada al centro de este universo plástico sin ningún tipo de freno, sucumbiendo ante los halagos y la superioridad. Jena Malone se luce como Ruby, una maquillista que ayuda a Jesse en su camino a la cima, sólo para encontrar un giro en su relación. Cuando están juntas, la pantalla irradia sexualidad e inocencia, carisma y vulgaridad. Mención especial a Bella Heathcote y Abbey Lee, por lograr que una interpretación vacua se sienta genuina. Lástima de Keanu Reeves, desperdiciado y con un muy bajo perfil.

9

Es comprensible la división que El Demonio Neón ha generado entre la crítica. Su trama peca de sencilla y el guion lleva la cinta a lugares muy oscuros, que no serán del agrado de todos. Su acto final es atrevido, y aunque algunos eventos parecen predecibles, nada prepara al espectador para esos últimos minutos de locura. El más grande acierto de Winding Refn es, al mismo tiempo, lo que le generará más respuesta negativa: cuando ha cruzado la línea de meta, pisa el acelerador a fondo.

Es un visionado durísimo, pero hermoso. La fotografía de Natasha Braier, en conjunto con la iluminación, logra plasmar tomas soberbias, empapadas de estilo y con algunas metáforas visuales espléndidas. Destaca especialmente el coqueteo constante de la cámara con los espejos, mostrando la ilusión en que viven los personajes. Acompaña una banda sonora basada en la música electrónica con momentos de genialidad en el rave de pesadillas creado por Cliff Martinez, colaborador habitual del realizador danés.

13

El Demonio Neón es un despiadado estudio de las vanidades y el mundo falso y superficial que han creado. La belleza es un talento por sí misma, y su poder puede corromper el alma más inocente de las maneras más brutales. Será amada u odiada, pero no olvidada. Una vez que dejas entrar al demonio, no hay manera de expulsarlo.