En los 70’s en Los Ángeles, él torpe detective privado Holland March (Ryan Gosling) y un golpeador a sueldo, Jackson Healy (Russell Crowe)se ven inmersos en la misteriosa desaparición de Amelia (Margaret Qualley), una joven a quien ambos están siguiendo. Es entonces cuando se ven forzados a colaborar para resolver el disparatado y peligroso caso, además de convertirse en el blanco perfecto de unos experimentados asesinos.

TNG_Day_#38_12182014-60.dng

Dos Tipos Peligrosos (The Nice Guys, por su título original) es una auténtica delicia para todos los amantes de la comedia de acción. El director Shane Black (Kiss Kiss Bang Bang, Iron Man 3) nos presenta un sentido del humor ácido y negrísimo, y recrea perfectamente el sentimiento de la época en que acontece la historia.

El guion de Dos Tipos Peligrosos es tan agudo como lo mejor de los Coen, sin temor a poner a menores de edad maldiciendo y recurriendo a chistes verdaderamente inteligentes escondidos en diálogos mundanos. Por si fuera poco, logra crear un misterio convincente, que es uno de los grandes fallos en las comedias de acción actuales.

TNG_DAY_#03_10282014-193.dng

Tenemos también a Gosling y Crowe en estado de gracia, siguiendo con el cliché buddy cop de “dos sujetos totalmente diferentes forzados a trabajar juntos”, pero saliendo del molde al asignar talentos específicos a cada uno de ellos en lugar de volver a uno incompetente y al otro un bad-ass. La joven Angourie Rice, quien interpreta a la hija de March, demuestra un talento arrebatador, robando escenas con su carisma natural y la gran fluidez con que recita disparates.

La genial decoración de sets y la sobresaliente labor de vestuario, maquillaje y peinado ayudan a recrear perfectamente el feeling setentero de la propuesta. Acompaña una maravillosa fotografía a cargo de Philippe Rousselot, que es un auténtico experto en capturar otros tiempos (Big Fish, Lions for Lambs, Sherlock Holmes y próximamente Fantastic Beasts and Where to Find Them), y una banda sonora muy retro a cargo de John Ottman y David Buckley.

TNG_Day_#31_12092014-126.dng

Con un sentido del humor muy negro, una gran dinámica entre el cast, un guion ingenioso e interesante y su recreación de los setentas, Dos Tipos Peligrosos se ubica entre los mejores estrenos del año hasta el momento. Su capacidad para hacer reír con el uso de violencia gráfica al tiempo que crea conexión entre el espectador y los personajes, así como su elegante acción y aceptable misterio la elevan muy por encima de propuestas similares, por lo que esperamos ver más de este par en el futuro cercano.