Hace poco me puse a pensar en que el 2015 ha traído grandes ábumes. Aún me faltaba escuchar lo nuevo de The Dead Weather pero para que se colara en mi lista personal de lo mejor del año esta banda prácticamente tenía que lanzar una bomba. The Dead Weather acaba de lanzar una bomba.

unnamed2-e1436282701634

Dodge And Burn es un disco de guitarras despiadadas y voces desgarradoras casi de principio a fin. Desde la primera canción, I Feel Love (Every Million Miles), la guitarra de Dean Fertita se luce por completo. Esta canción llega a su clímax cuando la velocidad disminuye. Cuando la gente escucha hablar de esta súper banda lo primero que se le viene a la mente es Jack White y Alison Mosshart pero Fertita hace un trabajo increíble con una guitarra que recuerda las mejores épocas del rock. El también miembro de Queens Of The Stone Age es un completo demonio de las seis cuerdas y, junto con la voz de Alison Mosshart, logra desarrollar un ambiente oscuro y dramático a lo largo del álbum.

Al continuar con Buzzkill(er), la música no hace más que volverse más cruda. Entonces la batería de White comienza ganar protagonismo con sus rápidas combinaciones. Llega Let Me Through, en la que Mosshart demuestra que su voz tiene una elegancia caótica y que es tan intensa que en ocasiones roza los guturales. Cada “boom boom boom” que Alison emite en esta canción parece ser un latido del corazón de la banda para demostrar que está viva.

Sigue la canción que marca la entrada de Jack White en la voz: Three Dollar Hat. Esta canción me llamó mucho la atención porque si las canciones tuvieran hijos este track sería el vasallo no reconocido que Enter Sandman de Metallica tuvo con Stagger Lee de Nick Cave & The Bad Seeds. Simplemente no pude evitar pensar en esas dos canciones mientras la escuchaba. Jack parece confrontar sus propios demonios y enfrentar a Jackie con Johnny, aunque ambos sean él mismo. Sería muy interesante analizar la letra de la canción y tal vez lo haga en otra ocasión.

The-Dead-Weather-by-David-James-Swanson-770

Al terminar Three Dollar Hat, White se sigue luciendo en Lose the Right con una batería explosiva. Cada álbum de The Dead Weather ha incluido un intenso duelo de voces entre Jack White y Alison Mosshart en alguna canción y esta vez le tocó a Rough Detective. Un grito da inicio a Open Up, un tema en el que la guitarra se torna más fiera y las segundas voces crean más drama.

Una atmósfera de misterio se encarga de iniciar con Be Still, canción en la que destacan las voces casi agonizantes tanto de White como de Mosshart. La voz de Alison se vuelve hipnótica en Mile Markers mientras que la guitarra de Dean la acompaña de gran manera. Cop And Go se encarga de mantener la energía del resto del disco pero en la recta final aumenta la intensidad hasta que Mosshart llega a los gritos y las distorsiones toman el papel principal. Casi al final aparece Too Bad para reafirmar el estilo oscuro y fulminante de la agrupación.

El álbum termina de una manera mucho más tranquila con Impossible Winner. Alison muestra un lado más pop de su voz y se acompaña con un armónico piano en una canción diferente a lo que había hecho The Dead Weather tanto en Dodge And Burn como en sus dos discos anteriores.

The Dead Weather tardó cinco años en volverse a reunir pero tras este álbum francamente no tengo nada que reclamar. Cada uno de los cuatro miembros de la súper banda demuestra su manera de hacer rock, manera que los ha llevado a ganarse un nombre en la escena actual con sus respectivas bandas. La agrupación sabe crear un aparente desorden de una forma muy cuidadosa y pulida. Lo único “malo” es que este disco parece estar hecho para ser tocado en vivo y ser cantado hasta quedarse sin voz pero el grupo no tiene planeado ningún tour que nos permita vivir este álbum como debe ser vivido.