103644[1]

Resulta que el fin de semana, el vocalista de Blur y de Gorillaz tuvo que ser bajado del escenario del Roskilde Festival tras prolongar su set unas cuantas horas. Así es, impulsado por el poder del tequila y los aplausos del publico, Albarn decidió hacer un show de 5 horas que incluyo distintos covers de Gorillaz, The Clash y Randy Newman. Además de contar con invitados como: Nick Zinner, Graham Coxon, Jeff Wootton y Laura Mvula.

En el vídeo podemos ver a los de seguridad dialogando con Damon para que termine su show, al negarse deciden apagarle el micrófono y finalmente es sacado del escenario. Nosotros nos acordamos del famoso Dios Eolo (Que ni la cámara lo podía apagar).
Sin duda alguna ese Damon Albarn es todo un loquillo, ¿te hubiera gustado un show de cinco horas en México, chiquillo?