Flyer-ttms_sm-600x350

 

Me encuentro escuchando el primer disco de una de las bandas argentinas más interesantes de la actualidad, “Jau Jau“, que sirvió a Tototomás para posicionarse dentro de la industria independiente de su país. Un disco lleno de ritmos sabrosones y ukueleles folklóricos; de cambios rítmicos agresivos y de letras que declaran o una gran desesperación ante el desamor, o combinaciones de sonidos que no tienen ningún significado en específico. Es una propuesta que, como el arte del disco, presenta la conversión de unos monstruos realmente amenazadores y aterradores en caricaturas ridículas.

Tototomás inesperadamente fue invitada a presentarse en el Vive Latino de este año, en donde se presentarán el sábado a las 13:50 dentro de la carpa intolerante, y es por ello que platicamos con dos de los integrantes de esta banda (que se considera a sí misma como masiva por la cantidad de gente involucrada en el proyecto) sobre caricaturas, colores e historias relacionadas con la sinceridad infantil que muestra la agrupación en cada uno de sus temas… Además de que nos armamos un cuento en conjunto, con moraleja, al final de la entrevista.

Así que abróchate el cinturrón y prepárate para leer sobre esta montaña rusa descrita por Andrés Sartisón y por Victor Borgert.

 

13006740_10201704703256878_6611664391287440937_n

 

Poolp: Tototomás inició como un proyecto solista, ¿cómo es que terminó siendo una banda con 11 miembros?

Victor: Yo me uní bastante rápido. Me tocó ver a Tomy tocar desde las primeras presentaciones que él hizo con la guitarra, yo tenía una banda de hardcore que se llemaba demasiado simple, y yo lo ví, me gustó y su onda también. Al poco lapso de tiempo le dije que podía tocar la guitarra o las percusiones con él y se dio con el tiempo de distintas formas.

Andrés: Sí, a mí también me tocó verlo tocar cuando era un proyecto solista… Yo me uní ya al final, llevo un año y medio con la banda más o menos y se dio debido a que el formato de la agrupación cambió, pues ya necesitaban batería y demás. Antes al tocar en casas abiertas y centros de arte no podían tocar con cosas tan grandes, necesitaban menos potencia.

Victor: Tototomás tiene dos discos: “Jau Jau” y “Bochorno” y creo que ahí se ve la evolución del grupo de pasar de un sonido acústico neto, con cajones peruanos, huevitos de percusiones y cosas muy chiquitas. ¿Por qué? porque tocabamos en habitaciones muy chiquitas, para 20 o 25 personas, y el ambiente era muy íntimo, no podíamos tocar nada que tape la voz prácticamente. Así fueron dos años y es lo que se esucha en los primeros dos Eps. En “Jau Jau” hay más percusiones, pero en “Bochorno” todos los tracks tienen batería, es un formato más de banda y están formados de otra manera.

 

Poolp: ¿Hay un punto en el que consideren que el sonido de Tototomás haya cambiado, en específico?

Víctor: Sí, hay un punto. Yo creo que es cuando se nos empezaron a abrir la posibilidad de tocar en escenarios y de espacios más grandes. El sonido de Tototomás era derivado de la necesidad de tocar en vivo en espacios reducidos y casas abiertas, lugares en donde no podías hacer mucho ruido pues los vecinos se podían quejar. Entonces, cuando salimos de esa cuestión y empezamos a tocar en festivales como el del bosque, que se daba en La plata, empezamos a ver la posibilidad de tocar con guitarras enchufadas, con baterías, con instrumentos de aire y demás… pues la alineación de la banda empezó a crecer, al igual que el sonido, más potente. Pues tocábamos en lugares donde se pedía más potencia, fue algo muy progresivo

Andrés: Sí, sin embargo no sólo se queda ahí. También tiene que ver con el núcleo de donde sale la música, debido a ello tenemos la posibilidad directa y natural de pasar a lo eléctrico, porque todos venímos de agrupaciones de punk y de rock.

Víctor: Yo tenía mi cuarteto de post-rock llamado tranvía.

Andrés: Todos veníamos de ese bagaje de rock pesado. Pero también con el folklórico, sobretodo Tomás.

Víctor: Por eso podemos fusionar cosas sin esfuerzo y sin forzar ninguna de las combinaciones. La combinación no se ve separada, aparecen como una manera personal de hacer las cosas. A veces aparecen secciones de cumbia o de son cubano, pero no se pueden notar como tal, siempre están mixeadas con muchas cosas de forma inconsciente.

Andrés: Se genera una mixura interesante debido a las bases y la escritura. A veces se pone tribal, o a veces remiten a timbres de géneros muy distintos.

 

Poolp: Si pudieran recucir a cinco bandas el sonido de Tototomás, como este mix random de influencias, ¿cuáles serían?

Víctor: Andre Revi, Café Tacvba.

Andrés: Una banda que tiene una energía similar son Os Mutantes, o música más argentina como Fun People y como quinto factor puede ser una banda pop como Javiera Mena o Astro.

 

 

Poolp: Si Tototomás pudiera musicalizar el intro de cualquier caricatura, ¿de cuál sería?

Víctor: Yo creo que seríamos muy felices si pudiera ser Hora de Aventura

Andrés: Sí, claro, claro que sí. De hecho el guitarrista y diseñador de la banda es un súper fanático de Hora de Aventura y es que reina en nuestra música ese humor, que es un código muy importante del grupo para transmitir y vivir la música, esa mezcla de bizarro, infantil y demás.

Víctor: Es bastante lindo que hagas esta pregunta. Porque en Tototomás siempre es algo muy de nuestra infancia y con lo que nos gusta conectarnos mucho. Hace poco de hecho hablamos de que Tototomás es esta emoción que tienes de niño al romper una piñata y ver todos los dulces coloridos como pequeñas sorpresas que comes con felicidad y compartes con tus amigos. Esa expectativa del niño viendo al aire mientras explota la piñata.

Andrés: De hecho lanzamos una compilación de videos para Bonchorno que son puros videos de la infancia de Tomás. Resume mucho el espíritu de la música misma y la manera de vivirla.

 

Poolp: Es extraño porque hablan de esta nostalgia infantil, pero Hora de Aventura no pertenece a su generación.

Víctor: No, pero lo vemos.  Creo que tiene que ver con el tener muy en claro que el niño ese no se va, somos el niño que ve caricaturas y las sigue viendo.

Andrés: No lo enfocaría desde un punto de vista nostalgico, es una vivencia muy presente. Los dibujitos que muchas veces recordamos y compartimos de una infancia común, como la que tenemos, no la recordamos desde la nostalgia, si no desde una vivencia actual. Como el recordar y compartir un chiste y reírnos de ello.

Víctor:  Tototomás como grupo humano es como un grupo de nenes jugando. Muchas veces nos pasa en las reuniones que, como cuando eres chico y juegas tanto que te quedas dormido en cualquier lado, morimos en donde sea cuando ensayamos o improvisamos. Eso es algo como de ese espíritu de niñez que no hemos perdido y por eso queremos expresarlo en el arte y gráfico del disco.

Andrés: Además de ese factor de lo imprevisible, nunca sabes con que te va a salir un niño. Hay un mundo interior muy grande que es un factor de sorpresas y con eso nos gusta jugar.

Víctor: Sorpresas y falta de prejuicios.

 

Poolp: ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de tu infancia?

Víctor: Recuerdo el estár jugando con estos bloques de Mega Blocks, el mejor regalo que me pudieron hacer mis padres en toda mi vida. Un gran tarro de Mega Blocks con los cuales jugaba horas horas horas, mientras veía los Power Rangers y formaba munditos. Ahora que trabajo como productor para varias bandas, veo mucho la relación de los bloques con la música. Trabajar en un programa de edicion, con pequeños bloques de audio, es como el tratar de formar una gran estructura con estos pequeñas porciones de auido que tienen que congeniar. Es prácticamente lo msimo que los Mega Blocks.

Andrés: Ver los Caballeros del Zodiaco, con una galleta remojada en leche. Recorrer la casa como si fuera reconociendo cada rincón como una posibilidad de jugar… todo me generaba una gran excitación.

 

Poolp: ¿Cómo les llegó la posibilidad de tocar en un Vive Latino?

Víctor: La invitación le llegó a nuestr sello, sonoamérica, que son quienes nos apoyan y abren puertas en este tipo de situaciones. Todas las producciones que hacemos dentro de Argentina o fuera de ellas son gracias a ellos y bueno llegó el mail en agosto del año pasado y desde ese momento empezamos a ver la posibilidad de gestionar nuestra visita a tu país. No es algo sencillo, pues seguimos siendo una banda autogestiva, por más que estemos en un sello. Ellos generan oportunidades, pero co-producimos.

Luego de la invitación nos dieron una becas, del gobierno anterior, unos pasajes que nos permitieron venir. Por suerte en el gobierno anterior tenían unas políticas que apoyaban en demasía a la cultura y a la música dentro del país. Venímos porque pudimos conseguir esos pasajes, si no, una banda como nosotros nunca hubiera podido llegar a México.

 

 

Poolp: Ahora que hablas del cambio de gobierno en Argentina, ¿la nueva administración ha quitado esos apoyos al arte?

Víctor: Es un cambio de perfil total, es todavía un poco pronto para decir que se quitó o que no. Lo que puedo decir es que esto seguro de que la política que nos trajó aquí es del gobierno anterior y que no apoyó sólo a Tototomás, si no a cientos y cientos de proyectos que sin esto no hubieran podido salir del país.

Adrés: Con el gobierno anterior de repente la cultura empezó a fungír como una creadora de identidad, de movimiento económico, y creadora de espacios de produccion.

Víctor: También pasa que uno dice eso del gobierno anterior, porque las cuatro o cinco políticas que han desarrollado en este gobierno son políticas que han cerrado espacios culturales. Espacios donde nosotros mismos nos hemos desarrollado, mismos que buscan privatizar la cultura en ciertos lados. No nos pintan un panorama positivo.

 

Poolp: Si se cerraran las posibilidades en Argentina debido a este perfil que el gobierno esta tomando, ¿pensarían en cambiarse de país para seguir desarrollando a Tototomás?

Víctor: Una pregunta un poco fuerte, no sé si lo hemos pensado la verdad. Obviamente amamos muchísimo a nuestro país. No podría responderte con total certeza.

Andrés: Nosotros pensamos regresar al país y me parece que e sun momento crítico y complejo donde hay que ponerse a trabajar más duro. No pensamos en la evasión como respuesta, si no, juntarse más la mangas, generar espacios nuevos y generar redes, trabajar duro para crecer aún más. No siempre el estado será este estado benefactor que te apoyarán en todo… hay que trabajar en la cultura y en los proyectos propios juntándote y aliándote.

Víctor: Es un retroceso en la evolución de la cultura en Argentina. Pasó un sucesó importante, murieron cientos de personas por una bengala dentro de un toquín y la política siguiente a eso fue cerrar todos los espacios y clausurar bandas. Esto estaba bien en cuestión de seguridad, pero estuvo mal implementada, porque fue primitiva y determinante la forma en como se trató de solucionar el asunto.

La banda ya había generado en 12 años este piso de capacidad de producción y de creación de espacios. No es el mejor momento político, pero no nos provoca un sentimiento de que nos vaya a frenar, en ningún sentido, siempre podemos volver a generar desde la nada.
Poolp: Si pudieran ver a cualquier banda del cartel,  ¿a cuál verían?

Víctor: muchas ganas de ver a Ampersan, el nuevo disco de Natalia Lafourcade me gustó mucho y me dicen que su show es magnífico. Ayer escuché a una banda que se llama Big Big Love, son buenísimos.

En lo personal, en Argentina no llega mucha música, la mayoría de las bandas que escucho son bandas de la argentina que no tienen mucho aparato de proyección y aquí en México busco lo mismo. Gente que no sea natalia Lafourcade, Julieta Venegas, Café Tacvba, etc..

Andrés: Y es que también les ha de pasar a ústedes, los mexicanos siempre me hablan de que tienen como referencia de Argentina a bandas legitimadas, como Soda Stereo.

 

 

Poolp: Recomiéndenos una serie de bandas argentinas que no tienen la proyección para llegar a México.

Andrés: Hermosa solicitud. yo te diría que Planeta, una banda muy interesante, jóvenes como nosotros y que hacen cosas muy interesantes.

Víctor: Una de Mendoza que se llama Mi Amigo Invencible, aquí les encantaría. Un amigo muy querido se llama Julián Oros, que gustaría mucho aquí, hace un amezcla de ritmos latinoaméricanos, muy propios de Río de la Plata.

Andrés: A mí me gusta mucho Diosque,  que viene del mundo de la electrónica, del electropop y lo aborda desde un ámbito muy personal.

Víctor: Nunca fuí a un Parque de Diversiones es una banda que combina ritmos de latinoamérica o africanos con una música que puede reducirse a Animal Collective, de esa onda. Música muy visceral y agresiva.

Andrés: Tienen una forma de estructurar sus canciones muy particular.

 

Poolp: Hagamos un experimento, crearemos una historia en conjunto:

Poolp: Tú te encuentras en un parque de diversiones y te quieres meter a un juego mecánico que es…

Andrés: Una montaña rusa, la que más vueltas da de todas.

Poolp: Te únes a la fila y te encuentras con una serie de personajes extraños…

Víctor: Chewbacca, Jake de Hora de Aventura y nuestro bajista, Lalito, disfrazado de Chapulín Colorado.

Poolp: Empiezas a platicar con uno de ellos..

Andrés: Tratamos de hablar con Chewbacca pero no entendemos nada de lo que dice, por lo que Jake empieza a interceder entre nosotros para entenderlo y lo que comunica es que no debemos de entrar al juego mecánico porque hay algo mal con él, está medio rota. Pero Lalito dice que tiene muchas ganas de meterse en ella…

Víctor: Entonces lo que Lalito dice es “síganme los buenos”…

Poolp: Se meten y dan una vuelta, se sienten bien, sin embargo algo desastrozo pasa…

Víctor: Hay una vía rota en uno de los costados y salimos volando a un mundo mucho más mágico del que veníamos. Una caverna llena de luces fosforecentes y mucha comida mexicana, cosas picantes ricas…

Poolp: Entran a este lugar y se da la moraleja….

Víctor: Lo desconocido siempre es mucho más bello…

Andrés: Si te la juegas, una montaña rusa nunca te lleva a un mal lugar.

 

https://www.youtube.com/watch?v=K9bxjJL-T3Y