12963609_10206202422171948_7533034733070898266_n

Entrevista por: Fernanda Piña y Ángel Armenta

Fotos por: Fernanda Piña

En un departamento de la colonia Portales nos recibe un auténtico explorador del sonido que llegó a México proveniente de Minneapolis hace ya algunos años. Su nombre es Todd Clouser y lidera a la banda multicultural A Love Electric, la cual se completa con el mexicano Aaron Cruz y el argentino Hernan Hecht. Charlamos con Todd entre máscaras, libros y guitarras acerca de cómo es que su música toma forma a través de sus viajes por muchos rincones del país y por otras partes del mundo. El músico nos dejó conocer su travesía sonora y antropológica que no te puedes perder el próximo 7 de mayo en el Foro Indie Rocks.

POOLP: ¿Consideras que tu trabajo ha sido antropología musical gracias a tus viajes y los sonidos que recolectas de ellos?

Todd: Creo que cada vez aprendo más de mis gustos personales y de cómo podemos ser útiles con nuestros talentos. Estoy aprendiendo que crezco más cuando estamos trabajando de una manera más cercana a la gente. Se crean cosas más profundas, relaciones que te dan más, es todo un proceso creativo y musical. Como ir a Oaxaca, a CECAM, una escuela en las montañas, a trabajar con los chavos, a mí en lo personal me gusta más hacer eso que dar un concierto grande. Estamos enfocando nuestra energía en hacer esas cosas y, más que ser de gran corazón, es algo que nos gusta.

POOLP: Te vimos hace un año en la Fonoteca y nos sorprendió que hacías los coros con la gente, ¿de dónde surgió esta idea y por qué incluir de esta manera a la gente aunque no sean músicos?

Todd: Es mejor si no son músicos. Es pelear con esa idea de que es el espectáculo y de que el artista es más. Todos somos músicos y todos tenemos la necesidad de hacer música. Es honrar un poco el motivo inicial de la música que es una cosa comunal, que todos queremos hacer música. A veces no me gusta que me digan “no, yo no soy músico, canto mal…” pero no es así, todos tenemos música dentro de nosotros. Es sólo dar una oportunidad a alguien y saber cómo se siente compartir, crear algo con otras personas. Así puede haber mucho más arte en uno pero también empatía. Es un ejercicio de empatía. Quiero que vaya bien para ti y para mí y todos nos sintamos cómodos. Si yo toco bien y estoy estudiado y tú no, no hay problema, vamos a crear algo juntos.

POOLP: Has estado en proyectos en los que has tocado para niños y otros para jóvenes, ¿cómo ha sido tu experiencia al tocar para públicos de diferentes edades?

Todd: Pues A Love Electric es otra cosa, en mi mente al menos, dejo a A Love Electric ser más formal en ese sentido. Con lo de CHANT y esos otros proyectos es más como hacer que la música pase pero sólo sucede para facilitar crear comunidad y que la gente se sume al proceso. Los niños a veces tienen una atención muy limitada: tienen que ser parte de lo que está pasando. He aprendido tocando mucho para ellos, como incluir ideas en el proceso y no sólo estar tocando a ellos sino con ellos. Es un proceso bonito, a veces es un reto más grande porque tienes que ser real y capturarlos.

POOLP: ¿Cómo sientes la comunidad de músicos aquí en México? ¿La sientes dividida o unida?

Todd: Un poco de las dos cosas. Siempre y en todas las partes del mundo donde he vivido ha habido fricción y competencia pero creo que ese es el chiste, es un gran reto vivir como músico ahora, para todos. Tenemos que crear y celebrar esta comunidad. Creo que cada vez es un poco más inclusiva. Ahora siento que hay muchos músicos jóvenes muy buenos aquí en México. Han cambiado muchas cosas de la música, tenemos que ser creativos en todo lo que hacemos como vender un proyecto y crear.

POOLP: En su nuevo disco Psychmonde, ¿qué parte de esa comunidad que han construido en sus viajes han puesto en el álbum?

Todd: La comunidad de A Love Electric empieza con los tres que somos de tres nacionalidades. Es una historia única que pasó de una manera orgánica, no es como pose de decir “somos world music” ni nada [risas], es honesto. Hemos creado este equipo entre los tres y todos trabajamos en la música y en otras cosas para la banda. En cada lugar al que vamos intentamos invitar a otro músico. Acabamos de tocar dos días en Berlín e invitamos a un amigo mexicano que ahora vive allá. Intentamos hacer eso siempre en las giras porque refresca la música para que no sea la misma cosa cada noche. En este disco en particular queríamos hacer este mismo espíritu de comunidad. Hay muchos invitados: Alex Otaola, que es mi amigo de aquí, Loli Molina, que es un cantautor de Argentina, los raperos que conocí en la calle en Jalapa que son muy jóvenes, de 18 o 19 años. Estuvimos ahí en Jalapa tocando y estaban rapeando en la calle y me fasciné y ahorita somos amigos. Para mí es más mostrar el espíritu de la música de inclusión.

POOLP: ¿En el disco se puede escuchar toda esa multiculturalidad?

Todd: Sí, ojalá. Hay otras voces, las de los raperos, está Arto Lindsey, John Medeski tocando el órgano, músicos de diferentes partes de México. En este sentido hay para mí una sensación de celebración e inclusión. Estamos expresando todo lo que podemos ofrecer.

13048089_10206202422851965_3030712271752746794_o

POOLP: ¿Qué le quieren llevar a su público el 7 de mayo en el Foro Indie Rocks?

Todd: México me encanta. Me enamoré de México y he aprendido mucho sobre comunidad. A veces es por necesidad pero alguien tiene que echar la mano. Yo siento que es una cultura muy social, comparten cosas. Me gusta mucho ese espíritu. Yo vengo de otra cultura. Me gusta en el concierto honrar ese espiritu. En el Foro Indie Rocks vamos a tener a los invitados del disco: Alex Otaola, Fer Ruvel, Loli Molina. Trabajamos mucho con comunidades y fundaciones, como la fundación Por un barrio sin violencia, y ellos tienen un programa de jóvenes, van a venir como doce de ellos a bailar en una canción del nuevo disco que se llama Barrio. Todas esas cosas crean una experiencia única y muy humana.

POOLP: ¿Cómo te gustaría que se catalogara a A Love Electric?

Todd: Yo soy muy contario, a veces cuando dicen jazz yo digo “no, ¡es rock!” pero cuando dicen que es una banda de rock les digo “no, pero es que hay muchos elementos de jazz, ese espíritu de improvisación, de exploración y todo eso”. No sé si yo en lo personal voy a estar contento con una etiqueta. Al final es música para la gente, de la gente, eso es muy grande y muy abierto. Hay músicos que toman su género muy en serio, en específico en jazz. Para mí el jazz es más un estilo y expresión, la búsqueda a través de la música. Realmente eso de los géneros viene después para A Love Electric. En el disco hay canciones bastante variadas, hay una balada, algo más rockero, spoken word elemento y sale de una manera natural. Ahora todos escuchamos mucha música, yo no conozco a nadie que sólo escuche jazz, sólo escuche rock o sólo escuche hip hop. Escuchamos muchas cosas y yo como músico soy producto de escuchar muchas cosas. Me gusta sentir la libertad de compartir todo eso.

POOLP: En las distintas comunidades de México a las que han ido ¿qué es lo que más les ha llamado la atención?

Todd: Lo de CECAM en Oaxaca es muy único. Es una escuela en la montañas en la región Mixe y a mí me fascina, hay una gran tradición de música ahí. Desde niños andan tocando la trompeta, tocan doce horas del día, es una cosa de fantasía para mí. Igual Los Cardencheros de Sapioriz en Durango que son señores de 70 u 80 años cantando sus canciones a capella, me encanta lo que hacen. Los raperos en la calle que son un asunto cultural también, quizás menos de tradición. Me gusta tener esa sensación de que la música está viva y que alguien tiene esa necesidad de compartir su historia de diferentes formas.

POOLP: En otros proyectos mexicanos, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención?

Todd: Pues mucho para mí porque vengo de otra cosa. La música tradicional de México es muy variada, desde música a capella hasta bandas de viento y son jarocho. Yo no sabía nada de son jarocho hasta antes de vivir en México, no aprendemos esas cosas en Estados Unidos.

POOLP: Es curioso escucharte decir esto ya que muchos proyectos del país no le dan tanta importancia a la música regional.

Todd: Eso es producto del sistema global que tenemos. Todo tiene que ser lo mismo, lo que sale en la tele, que es la mayoría de Estados Unidos, estrellas de pop, luces y todo eso. La gente ha aprendido que eso es lo importante, que el éxito es estar en la tele, ganar dinero y tocar en foros grandes. Yo pensé eso también porque crecí viendo esas cosas pero he aprendido en mi experiencia tocando que eso es lo que menos vale. Prefiero dormir en el piso en Oaxaca y sentir lo real. Creo que otros amigos que han vivido esas experiencias se despiertan y dicen que eso se siente más real. Me fui a Guerrero varias veces, una vez fui a Atlixtac y las máscaras y los bailes me fascinaron.

POOLP: ¿Cuál es tu concepto de crear y tu concepto de arte?

Todd: No sé. No he pensado en eso. Cuando escribo o cuando compongo sólo lo hago y no sé por qué. Simplemente me gusta. No quiero hacer la misma cosa que otra persona, quiero hacer algo propositivo.

Aquí puedes escuchar la primera canción de “Psychmonde” titulada “Jungle Earth” y prepararte para el concierto: