1445511236

No hay duda de que lo ocurrido ese día fue especial. El premio de Nobel de literatura le pertenece ahora al máximo exponente del folk pero su obra va mucho más allá de los acordes de su guitarra y su armónica. Bob Dylan es uno de los íconos culturales de nuestros tiempos, sus letras han marcado un suceso especial y es que como dicen, Dylan tiene la capacidad de regresarle la poesía a la gente. Aquí te presentamos diez de sus canciones más emblemáticas para disfrutar al máximo la obra del poeta.

10. Blowin in The Wind

Es una de sus canciones más inspiradoras en el sentido de justicia social. Y cómo no serlo, si la melodía fue tomada de la original llamada No More Auction Block, canción popular en contra de la esclavitud, la cual Dylan recupera y crea una serie de preguntas sobre la dignidad humana, la libertad, la guerra y en la que la respuesta es la misma para todas las cuestiones… Blowin in the Wind!

9. Hurricane

Bob Dylan no sólo es un personaje musical capaz de anunciar lencería, sino que también fue actor, junto a James Coburn, Kriss Kristofferson y Katy Jurado en la cinta Pat Garrett y Billy the Kid. Aquí Dylan además de participar en la cuestión sonora del western, tuvo un papel en la cinta, donde interpretaba a un personaje llamado Alias. Después de esta experiencia, Dylan lanza su disco Disere, el cual abre con la canción Hurricane, inspirada en el caso del boxeador Rubin “hurricane” Carter, quien fue acusado de tres homicidios de manera injusta. La voz de Dylan fue un vehículo más para la defensa del boxeador que en 1976 había recibido sentencia con una maraña de prejuicios raciales en su contra. Sin duda, una de las canciones que durante los años setentas alzó más la voz en pro de los derechos civiles.

8. One More Cup of Coffee

Del mismo disco de Disere, esta pieza es una de las más emblemáticas. Su composición musical tanto como la parte letrística deja en claro la maestría de Dylan para los versos. Sólo hace falta leer el verso con el que cierra “And your pleasure know no limits, your voice is like a meadow larks. But your heart is like an ocean, mysterious and dark”.

7. Vomit Express

Dylan fue amigo de muchos poetas y escritores, uno de sus mejores amigos, el poeta beat Allen Ginsberg, fue con quien compuso esta bizarra canción llamada Vomit Express, donde podemos escuchar la voz de Ginsberg haciendo coro con Dylan. Su amistad se ve unida por la poesía y la gran admiración a Jack Kerouc, pues ronda algunas fotos donde ambos, guitarra en mano, se sientan frente a la tumba donde yacen los restos de Kerouac para leer poesía o tocar la guitarra.

6. Subterranean Homesick Blues

Alguna vez leí que Bob Dylan fue el primero en rapear, pues en este blues Dylan canta a una velocidad no habitual en él. Acompañado de su armónica y las rasgaduras de su guitarra, la canción tuvo un brío especial, pues el vídeo pasó a la historia como uno de los más originales y replicados posteriormente. Dylan sale en primer plano mostrando la letra de la canción con una serie de cartulinas que va quitando como progresa la letra. Por cierto, el personaje que se ve en el vídeo también es Allen Ginsberg.

5. Just Like a Woman

Una de las canciones más populares y emblemáticas del Dylan. La máxima expresión de su armónica se hace sonar de forma que eclipsa los oídos más sensibles. Tal vez sea una de sus canciones más covereadas a lo largo de la historia, después de que en 1966 saliera a la luz con el disco Blonde on Blonde. Gente como Nina Simone, Rod Stewart o Van Morrison han versionado este tema. La canción lleva dedicatoria y es para Edith Minturn, quien fue pareja de Andy Warhol.

4. Lay Lady Lay

Una de sus piezas más bellas en torno al amor. Pertenece al disco Nashville Skyline de 1969. Esta etapa de Dylan se considera de las más importantes en cuestión de producción y estética, pues junto a este disco vienen en esta década obras como Highway 61 Revisited, Blonde on Blonde y Bringing It All Back Home, consideradas cuatro obras maestras de Dylan en el periodo de 1965 a 1969, casi una obra maestra por año. Highway 61 Revisited y Bringing It All Back Home salieron el mismo año, 1965.

3. Floater

Del disco más polémico del cantautor norteamericano, Love and Theft, sale esta canción con un toque especial. De entrada, la fecha en la que sale, marcaría el rumbo de la historia moderna, el 11 de septiembre del 2001. Dylan fue acusado de plagio por la similitud de varias de sus letras con diversos fragmentos de libros. El título de este libro ya da pistas de la intención Amor y robo, fue tomando de un texto donde se habla de cómo los blancos imitaban a los negros en sus prácticas y manifestaciones más cotidianas, sobre todo en el quehacer de la música. De este disco de desprende Floater, pieza que fue hecha con fragmentos de un libro llamado Confesiones de un yakuza de Jun’ichi Saga.

2. The Times They Are A’ changing

Se trata de una de las pieza más emblemáticas del Dylan acústico. La inseparable armónica es el puente entre verso y verso, con la oración que seguirá repitiéndose de formas más comunes y cotidianas. Una letra con un sentido de esperanza y al mismo tiempo como un profeta visionario, donde nos dice “For the loser now will be later to win, For the times they are a’ changin’!” y sí, los tiempos siguen cambiando.

1.  Like a Rolling Stone

¿Alguien dudaba de cuál sería la canción con la cual cerraríamos la lista? Es más, creo que no hay nada que pueda escribir sobre esta pieza, siendo la más bella que se haya escrito, según muchos críticos y revistas, sólo queda dar play y sentarse a disfrutar la inmensidad de la poesía de Bob Dylan, y recordando aquella cita: “Los buenos poetas han dicho tan poco”.